Golpes de efecto

Williams tiene más pergaminos que muchos y no hace falta que él salga a recordarlos. Fue el primero que enfrentó a Das Neves cuando nadie se le animaba y se negó a estar en aquel show que se armó en La Boca el 3 de octubre de 2008

Golpes de efecto


Actualidad | 15 marzo 2015

Cuarenta y ocho horas antes de lo que Mario Das Neves presumía iba a ser una fiesta consagratoria, Martín Buzzi –su gran rival– logró amalgamar detrás suyo a lo más selecto del Frente para la Victoria, torciéndole el brazo al mismísimo Néstor Di Pierro, el intendente de Comodoro que aparecía como la figurita más difícil. Que no haya estado en la cumbre de Rawson Norberto Yauhar es un dato menor. El ex agroministro hace rato que perdió predicamento y vaga por el espacio sin terminar de aclarar si continúa defendiendo aquellos postulados que lo llevaron a ser candidato a diputado nacional hace dos años, o si en realidad lo suyo es el desgaste cotidiano que favorece en el fondo al hombre que lo hizo trascender, allá lejos y hace tiempo, en noviembre de 2003, cuando lo designó ministro Coordinador con todas las facultades, hasta que el joven Pablo creció y comenzó a influir cada vez más en las decisiones de su padre.

Lo de Rafael Williams también es simbólico. Hace rato que el intendente de Esquel viene demostrando desgaste y que no haya querido ir a pelear una banca hace dos años para llegar al Congreso terminó de convencer a quienes jamás le vieron vida política más allá de su comarca. Hoy es casi una estampita dentro del PJ y es más lo que simboliza que lo que arrastra en votos, sobre todo con sus volantazos en lo que a minería respecta. Lo último fue el voto de su esposa, la diputada Elba Willhuber, a la hora de elegir autoridades en la Legislatura.

De todos modos, Williams tiene más pergaminos que muchos y no hace falta que él salga a recordarlos. Fue el primero que enfrentó a Das Neves cuando nadie se le animaba y se negó a estar en aquel show que se armó en La Boca el 3 de octubre de 2008, donde tras abogar por “abandonar el mesianismo”, explicitó sus deseos de ser Presidente de la Nación.

Williams fue el primer intendente que consolidó vínculos con el kirchnerismo y consiguió obras para su ciudad sin depender del humor de Rawson. Por eso será que se siente hoy tan dolido por el segundo plano al que lo confinaron desde su espacio. El es co-fundador del FpV en Chubut y en los últimos años no es mucho lo que recibió de un gobierno provincial de su signo. Quizás de este modo se explique que su secretario de Gobierno hay estado en el acto del sábado de Trelew junto a Das Neves, el mismo que hoy pretende seducirlo para que vaya al Parlasur, luego de que desde su círculo se echara a rodar en las últimas horas la versión de que podría ser el vice del ChuSoTo, ya que Mariano Arcioni terminaría siendo candidato a intendente de Comodoro, donde el panorama viene complicado a partir de que Di Pierro le hizo “saludo 1, saludo 2” a Buzzi, más allá de que en las formas pretenda presentarlo de otro modo.

Es que al intendente de Comodoro no le quedaban muchas opciones si pretendía seguir dentro del proyecto “nacional de inclusión” que viene declamando defender cada vez con más fuerza. Si bien nunca aceptará que el gobernador haya anunciado que iría por la reelección sin consultarlo, lo que le quedaba no era mucho. Dar pelea interna implicaba pegarse con Yauhar, con quien ya no había querido saber nada hace dos años cuando en plena campaña lo dejó solo y se fue de vacaciones, mientras en su gobierno altos dirigentes declaraban sus preferencias por el ignoto Miguel “Cone” Díaz.

Con el tiempo demostraría ser pionero en esto de poner en evidencia a Yauhar, ya que de a uno lo fueron haciendo Gustavo Mac Karthy, Mario Pais, Rossana Artero y –fundamentalmente– Marcelo Guinle.

Ahora Di Pierro confía en que esta vez no se va a enterar de las candidaturas al Parlamento por los diarios, como la última vez, sino que en el Gobierno nacional lo consultarán como en 2011, cuando tuvo un papel destacado a la hora de derrotar al “dasnevismo”. Aquella vez Carlos Zannini en persona fue poniendo y tachando nombres, pensando ante todo en la fidelidad parlamentaria. Después de lo de 2009 ya no querían sorpresas. Y no las hubo.

Cristina Kirchner se inclinó por Pais, Carlos Eliceche y Cristina Ziebart, bajando a última hora a Daniela Taboada, la hija del dirigente camionero que desde entonces se ha juramentado derrotar al modelo K, el mismo que tantos beneficios le dio a Hugo Moyano.

Hoy Taboada le garantiza a Das Neves que tenga actos multitudinarios y de paso le hace creer a Sergio Massa que puede tener chances en Chubut, lo cual está cada vez más en duda a partir del crecimiento de Mauricio Macri y de la forma en que han colgado de sus pantalones los radicales que vuelven a respirar gracias a la imagen del alcalde porteño que reniega de la política.

Pero lo cierto es que en un mano a mano con Das Neves a simple vista la boleta de Buzzi luce más atractiva, hacia arriba y hacia abajo, donde todo parece indicar que será Di Pierro quien elegirá a su sucesor que no sería otro que Carlos Linares, su vice que se ha puesto la ciudad al hombro en estos años y que conoce cada rincón y a cada personaje porque maneja sus códigos. En eso le lleva ventaja a Juan Luque, más afecto a los ámbitos recoletos y a los espacios donde se les da forma a las leyes.

Buzzi y Di Pierro parecen haber acordado una tregua que beneficiará a ambos. Al primero porque será candidato a la reelección sin trabas internas y al intendente porque negociará con el Gobierno nacional el lugar que tendrá en esta batalla.

Das Neves, en tanto, necesitará otros golpes de efecto para levantarse del amesetamiento en el que ha caído desde diciembre, cuando empezó a sufrir las primeras derrotas políticas en la Legislatura.

Imprimir
Anuncio

Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

Sobre el Autor

Noticias de Esquel
Esquel - Diario Digital | Noticas de Esquel y la zona. Diario digital local con actualizaciones diarias. El diario de la ciudad de Esquel y la zona.