Esquel, domingo 17 diciembre de 2017

Aviones Estadounidenses se sumaron a la búsqueda del submarino ARA San Juan

La Marina de los Estados Unidos ordenó a su Comando de Rescate Submarino URC con base en San Diego, California, desplegarse en Argentina para apoyar la búsqueda del submarino de la Armada Argentina ARA San Juan en el Atlántico Sur.

Aviones Estadounidenses se sumaron a la búsqueda del submarino ARA San Juan


Según se informa, a las 6.50 de este domingo, aterrizó en el aeropuerto de Comodoro Rivadavia el primer C17 que ayudará a buscar el submarino ARA San Juan, cuyo paradero se desconoce y es intensamente buscado frente a las costas de Chubut.

Tres aviones C-17 Globemaster III y uno C-5 Galaxy transportarán el primer sistema de rescate, la Cámara de Rescate Submarino (SRC) y la intervención submarina Vehículo operado a distancia (ROV) desde Miramar a Comodoro Rivadavia, Argentina.

El segundo sistema de rescate, el Módulo de Rescate Presurizado (PRM) y el equipo de apoyo serán transportados a través de vuelos adicionales y está programado para llegar a Argentina a principios de la próxima semana.

El gobierno de Estados Unidos está respaldando una solicitud del gobierno de Argentina para solicitar asistencia internacional para la búsqueda continua del submarino desaparecido y posibles oportunidades de rescate una vez que el buque y la tripulación estén ubicados.

Un avión marítimo de misiones múltiples P-8A Poseidon de la Armada y un avión de investigación P-3 de la NASA ya están en Argentina ayudando a los esfuerzos de búsqueda en curso cerca de la última ubicación conocida del submarino.

Comodoro se transformó en centro coordinador de la búsqueda del submarino

Un minisubmarino, una campana de rescate y un vehículo sumergible de control remoto traídos desde Estados Unidos están siendo alistados en esta ciudad para avanzar con la búsqueda del submarino ARA San Juan, que se dirigía con 44 tripulantes desde Ushuaia a Mar del Plata. La última comunicación con la nave se mantuvo el miércoles a la mañana cuando navegaba aguas afuera del Golfo San Jorge, a la altura de Puerto Deseado. La Armada señaló que no hay "clara evidencia" de que las siete llamadas satelitales fallidas que analizan hayan sido realizadas desde el submarino.

El equipamiento llegó ayer a la mañana al aeropuerto de esta ciudad a bordo de dos aviones de la Fuerza Aérea de EE.UU. junto con un grupo de expertos en rescate de submarinos y se espera que puedan iniciar sus trabajos apenas mejoren las condiciones climáticas.

“No se ha tenido contacto con el submarino. Se están utilizando sondas, barridos y radares en cada una de las unidades a la que le fue asignada a un área de patrulla, pero están todas capeando el temporal”, explicó Enrique Balbi, vocero de la Armada.

Sobre el equipamiento traído desde Estados Unidos, Balbi informó que el minisubmarino de escape debe ser ensamblado y tiene capacidad para 16 personas, mientras que en la campana de escape entran seis tripulantes y el vehículo sumergible puede ser controlado de forma remota desde un buque “madre”.

“A ese fin se está dirigiendo hacia Comodoro Rivadavia el buque Skandi Patagonia de la empresa Total -de alta tecnología para operaciones en plataformas petroleras- para que pueda ser el buque madre y embarcar el equipo que será desplegado en caso de ser necesario”, explicó.

Mientras tanto se mantiene desde hace dos días el rastrillaje aéreo con las unidades argentinas y las de auxilio internacional, cada una trabajando en áreas asignadas e incluso varias al mismo tiempo.

“Estamos cubriendo el recorrido del submarino en caso de que hubiese seguido en inmersión y con propulsión normal pero a medida que pasan los días aumenta el área de búsqueda, por eso es que podemos mantener el mismo 80% del área rastreada teniendo en cuenta que las condiciones metereológicas fueron muy adversas”, aclaró Balbi.

En caso de ser requerida por la Armada argentina hay una aeronave de Chile y un navío de Estados Unidos disponibles para colaborar con la búsqueda.

“Como nos falta información, vamos a aceptar todo tipo de hipótesis. Por la forma y dinámica del submarino, en caso de no tener propulsión, no podría capear el temporal, por eso es que también evaluamos que haya elegido permanecer sumergido”, indicó.

Por el momento la zona de búsqueda se centra en un sector de entre 300 y 350 metros en algunas áreas de profundidad, pero tanto el sonar como la comunicación subacuática se ve dificultada por el temporal.

“Todos los años se hacen ejercicios de escape y también simulacros de abandono, de modo que todos los profesionales a bordo del submarino están capacitados para enfrentar situaciones de emergencia”, aseguró el vocero de la Armada.

Mientras se avanza con la búsqueda varios familiares de los 44 marinos a bordo del ARA San Juan están alojados en la base naval de Mar del Plata, donde reciben tanto apoyo espiritual como de psicólogos especializados.

ANALIZAN LAS LLAMADAS

La Armada reiteró ayer que “no se descarta ninguna hipótesis” en la búsqueda del ARA “San Juan”, que se perdió el miércoles y señaló que no hay “clara evidencia” de que las siete llamadas satelitales fallidas hayan sido realizadas desde el submarino, que tenía previsto arribar ayer a su base en Mar del Plata.

Balbi, confirmó ayer en conferencia de prensa que aún “no se ha tenido contacto o detección ni visual ni radar con el submarino” y que “las condiciones meteorológicas siguen siendo muy adversas” para su búsqueda, con olas de hasta seis metros y vientos fuertes “de temporal”.

“Recién esperamos que para el martes mejore el clima y sea más efectiva tanto la exploración aérea como marítima”, indicó Balbi, aunque advirtió que hay 10 aviones y 11 buques que se turnan en el área de exploración.

Sobre este punto aclaró que la efectividad de los radares de los buques que barren el fondo del lecho oceánico en búsqueda del submarino “está reducida por los falsos ecos producto del mal clima”.

“Evidentemente se está haciendo muy difícil dar con el submarino con este temporal”, lamentó Balbi y aseguró que “no se descarta ninguna hipótesis”.

En tanto, valoró que “por suerte” se pueda seguir con la exploración aérea y precisó que ya se revisó el 80% del área delimitada.

En cuanto a las siete llamadas fallidas registradas por la Armada, las autoridades de esa fuerza advirtieron ayer a la mañana que “no está confirmado” que “hayan partido desde el ARA San Juan”.

“Se están analizando las llamadas, pero no tenemos clara evidencia de que hayan provenido de esa unidad”, aseguró González y especificó que las comunicaciones se hicieron a “teléfonos de la Armada y a otros no identificados”.

Respecto del tiempo que tomará geolocalizar esas llamadas, el vocero dijo no contar con esa información pero sí que hay equipos trabajando en identificar su origen.

“La información brindada por la empresa satelital es que hubo siete intentos de llamadas de pocos segundos que no se terminaron de concretar”, detalló Balbi, quien aseguró que tratarán de “exprimir esa información para dar con un dato concreto y geolocalizar esos contactos”.


⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone?
Permite ver las noticias en menos de un segundo.

¿Te gustó la nota?

1 2 3 4 5


Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

Sobre el Autor