Esquel, martes 21 noviembre de 2017

Marcha en Esquel contra la RAM

Un grupo de personas se autoconvocó para expresar su repudio a hechos de violencia. Los esquelenses de verdad somos pacíficos, dijeron. Pidieron por la aparición de Maldonado pero sembraron dudas.

Marcha en Esquel contra la RAM


Unas 300 personas se autoconvocaron en la Plaza San Martín de Esquel para repudiar los hechos de violencia por los que acusan a un grupo de personas que, consideran, le quitaron la tranquilidad a la ciudad. En una marcha que llegó hasta el juzgado federal de Guido Otranto, apuntaron contra el grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y pidieron por la aparición de Santiago Maldonado, aunque sembraron dudas sobre su paradero.

No sabemos quiénes lo tienen, si los mapuches o los otros, dijo a este portal una mujer de unos 60 años que llegó a la plaza con una bandera argentina junto a un grupo de cuatro amigas, que se enteraron de la marcha mediante un grupo whatsapp. Por supuesto que todos queremos saber qué pasó con el chico, pero no podemos vivir con esta gente encapuchada. Esta es una ciudad pacífica, agregó otra mujer del mismo grupo que dijo ser dueña de un complejo de cabañas en la zona.

El foco principal de los asistentes al acto estuvo puesto en el repudio al accionar de la RAM, un grupo que se adjudicó alrededor de 20 sabotajes y atentados contra la propiedad privada, como la quema del puesto Tranquera La Bolsa, perteneciente a la Compañía Tierras del Sur (la administradora de las tierras de Benetton en la Patagonia), el incendio del puesto Hiden Lake (del británico Joe Lewis), la destrucción total del refugio San Martín del Club Andino de Bariloche y la quema del puesto Los Retamos (también propiedad de Benetton) como parte de un plan de lucha y de reivindicación de sus tierras y sus orígenes.

Queremos expresar nuestro acompañamiento a las autoridades, a las fuerzas de seguridad, a la Justicia. Y todos pedimos también por supuesto pedimos por la aparición con vida de Santiago, dijo Horacio Quintero, un docente que tomó la palabra para organizar la salida de la marcha desde la Plaza hacia el juzgado de Otranto. En diálogo con Letra P, Quintero aseguró que si bien está de acuerdo con las reivindicaciones de tierras de los aborígenes y dijo haber trabajado en distintas comunidades, repudia el accionar violento de gente que anda encapuchada.

¿Quién les paga el sueldo? Nosotros trabajamos, no andamos tomando terrenos, gritó desde el medio de la plaza un hombre aferrado a una bandera argentina. Los esquelenses de verdad, los nacidos y criados somos pacíficos, trazó una línea divisoria de orígenes una mujer de mediana edad que agregó que los gendarmes y la policía siempre los trataron muy bien.

La vasta presencia de personal perteneciente a distintas fuerzas de seguridad en la ciudad también fue tema de conversación durante la marcha. Mirá todos los policías que tuvieron que venir, apuntaba Susana, un ama de casa nacida en el pueblo, que se mostró preocupada por las acciones de la RAM, el grupo al que vinculó con los habitantes de la Pu Lof en Resistencia Cushamen, donde desapareció Santiago Maldonado el 1 de agosto, tras un operativo de Gendarmería.

Si estuviera en el lugar de la familia de Santiago también recusaría al juez. La Justicia ha sido muy lenta. Tenemos que saber qué pasó, insistió Quintero. La convocatoria circuló a través de las redes sociales y también fue convocada por algunos periodistas locales como Ricardo Bustos, de FM del Lago Esquel. Bustos es un conductor muy popular en la ciudad, impulsor de la actividad minera y Gerente de Comunicaciones de Minas Argentinas. Junto a Bustos marchó también Guillermo Roy Roberts, ex presidente de la Sociedad Rural de Esquel, entre otros manifestantes reconocidos.

Expectativa por las pericias sobre los celulares

En tanto, en el marco de la causa judicial, este jueves llegaron a Esquel los resultados de las pericias que realizó la Policía Federal sobre los celulares de los gendarmes que participaron del operativo el 1 de agosto. Los resultados fueron entregados a la fiscal federal Silvina Ávila. Según pudo saber Letra P, tardarán en ser procesados ya que consisten en 18 carpetas con información.

En tanto, este jueves declararon ante el juez Guido Otranto otros cuatro gendarmes, Marcos González, Sergio Rigonatto, Jorge Luis Fortunato y Daniel Orrego, quienes continuaron la línea de sus compañeros y volvieron a contar detalles sobre cómo se desplegó el procedimiento.


⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone?
Permite ver las noticias en menos de un segundo.

¿Te gustó la nota?

1 2 3 4 5


Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

Sobre el Autor