Esquel, lunes 18 diciembre de 2017

El Juez Lleral del caso Maldonado no encuentra alojamiento

Gustavo Lleral quedó a cargo del expediente, pero es magistrado de Rawson, a 600 kilómetros de Esquel. Informó que tiene una dificultad para conseguir alojamiento por la afluencia turística.

El Juez Lleral del caso Maldonado no encuentra alojamiento


El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, hizo una serie de pedidos ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, con el foco puesto en la investigación por la desaparición forzada de Santiago Maldonado que quedó en sus manos la semana pasada, luego de que Guido Otranto fuera apartado tras dos recusaciones. Sin embargo, uno de los aspectos más llamativos está relacionado al alojamiento del magistrado durante la investigación.

No se trata de un tema para nada menor, teniendo en cuenta las distancias. Lleral deberá instalarse en Esquel para la investigación, a exactamente 623 kilómetros de Rawson, donde es titular del Juzgado Federal N° 2. En auto, representaría unas siete horas de viaje. En un principio se especuló con que podría quedarse en Rawson y atender el caso desde allí, lo que rápidamente fue rechazado por las complicaciones que traería a la hora de las declaraciones, órdenes y medidas urgentes.

En el escrito que presentó ante la Cámara Federal, Lleral manifiesta la dificultad que atraviesa junto a su equipo para obtener alojamiento en Esquel “debido sustancialmente a la afluencia turística por la etapa del año en curso”, aunque aclaró que a pesar de ese problema, procurará trasladarse “a la mayor brevedad posible”.

El comentario del juez que la semana pasada quedó a cargo de la causa por la desaparición forzada de Maldonado fue en el marco de una serie de pedidos que elevó a la Cámara, con el foco puesto en obtener recursos materiales y humanos para avanzar en el expediente. A pesar de tratarse de una de las causas más sensibles en la Justicia federal, el juez que la lleva adelante no tiene departamento donde alojarse.

Lleral fue designado por tiempo completo a la causa, por al menos sesenta días. Eso quiere decir que el magistrado delegó todas las causas de su juzgado en Rawson a otros magistrados para ocuparse el cien por ciento de su tiempo a la causa Maldonado. El magistrado le informó a la Cámara que emprenderá el viaje a Esquel en su auto particular y en el de uno de los empleados del juzgado. “Requiero que de manera inmediata se arbitren las medidas necesarias para notificar a la ART”, pidió.

LOS PEDIDOS DEL JUEZ

En el escrito de cuatro páginas que presentó, Lleral solicitó un adelanto “de manera inmediata” de dinero para los viáticos para el equipo de trabajo. También pidió que se acondicionen las oficinas que utilizarán en Esquel, y pidió tener a su disposición dos camionetas 4x4.

Entre los pedidos, también incluyó cinco computadoras de escritorio, tres notebooks, dos impresoras multifunción, un scanner, cinco celulares corporativos, un proyector, una filmadora, dos grabadores de periodista digitales y útiles de oficina. Además, solicitó que se ocupe de la instalación de los equipos “personal de informática”.

El juez que reemplaza a Otranto también pidió que se habiliten ocho cargos creados en su juzgado con el objetivo de “paliar la orfandad de recursos humanos” mientras el resto del equipo permanezca en Esquel. Además solicitó “agilizar” los trámites de alquiler del inmueble donde funcionará el juzgado.

Lleral viajará a Esquel con personal de su juzgado. Se trata de los secretarios Gustavo Fabián La Torre y Leonardo Jorge Barzini, así como el prosecretario interino, Juan Carlos Araujo, y el escribiente interino, José Daniel Stocco. De todos modos, el magistrado informó que el personal puede ser “modificado, ampliado o reducido atento a lo que demande la tarea”.


⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone?
Permite ver las noticias en menos de un segundo.

¿Te gustó la nota?

1 2 3 4 5


Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

Sobre el Autor