Esquel, lunes 18 diciembre de 2017

La magia de los tulipanes junto a la Cordillera

Tres millones de tulipanes florecen cada primavera y dan un marco colorido al paisaje patagónico En esta época y sólo hasta el 4 de noviembre

La magia de los tulipanes junto a la Cordillera


27 variedades de tulipanes, 6 de narcisos y una cantidad similar de jacintos, alliums e iris terminan por conformar una increíble paleta de 30 colores que encantan a turistas y lugareños, a 12 kilómetros de Trevelin, en el oeste chubutense, en una chacra rodeada por el río Futaleufú y la cordillera de los Andes.

Tres millones de tulipanes florecen cada primavera y dan un marco colorido al paisaje patagónico rojos, amarillos, blancos, violetas, de doble flor, entre tantas otras, pero “el tulipán de flor negra es una de las características distintivas de nuestra producción”, asegura Juan Carlos Ledesma.

“Hay tiempo hasta el 4 de noviembre, cuando se comienza a cortar las flores”, subraya Silvia Aimaro, quien además de trabajar la tierra junto a su marido e hijos, es la encargada de guiar e informar a los visitantes sobre las especies y curiosidades del paseo.

El sembrado multicolor de tres hectáreas está emplazado en el kilómetro 52 de la ruta nacional 259, con rumbo a la frontera con Chile y frente a la portada de acceso a las cascadas Nant y Fall, que completan la excursión junto al molino harinero Nant Fach y el único viñedo de la colonia galesa en el valle 16 de Octubre (todos en el mismo paraje). El Parque Nacional Los Alerces, el famoso té galés, La Trochita en Esquel y una visita hasta el pintoresco pueblito chileno de Futaleufú completan la oferta de la región.

La plantación de los bulbos de tulipanes se efectúa entre abril y mayo, mientras que a comienzos de octubre es la floración. No obstante, “este año las temperaturas bajas prolongadas retrasaron unos diez días el ciclo, lo que significa que por excepción la temporada culmina a comienzos de noviembre”, adelanta Juan Carlos Ledesma, dueño de Plantas del Sur.

Durante el último fin de semana se registraron visitantes de lugares tan lejanos como Brasil y las provincias del Chaco, Santa Fe y Entre Ríos, quienes viajaron “exclusivamente para ver esta maravilla”, confirmaron desde la Oficina de Turismo de Trevelin, donde la ocupación hotelera trepó al 80%.

Como si no bastara, esta primavera también se puede hacer el paseo nocturno: reservado para profesionales o aficionados a la fotografía que cuenten con equipamiento específico ($200), que se puede terminar degustando un asado patagónico en las mismas instalaciones (sumar otros $400).

Las visitas normales se pueden hacer todos los días, de 8 a 18, donde la entrada cuesta $100 (los menores de 12 años no abonan y si se trata de un grupo familiar hay descuentos especiales). El tiempo entre las flores “es flexible, puede durar desde los 15 minutos hasta el día completo, dependiendo del interés del visitante, y son guiadas por especialistas en la materia”.

Precio: $ 100 pesos cuesta una visita al lugar. Y sale $ 1.700 la excursión nocturna, con traslado desde Esquel y asado


⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone?
Permite ver las noticias en menos de un segundo.

¿Te gustó la nota?

1 2 3 4 5


Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

Sobre el Autor