Esquel, lunes 18 diciembre de 2017

Ordenan rastrillar una amplia zona del Río Chubut

Lo dispuso el juez federal de Esquel, Guido Otranto, quien investiga la desaparición de Santiago Maldonado. Funcionarios nacionales reiteraron que la hipótesis más fuerte apunta a la Gendarmería.

Ordenan rastrillar una amplia zona del Río Chubut


Un minucioso rastrillaje en las márgenes del río Chubut y aguas abajo de donde se asienta la comunidad mapuche en Lelequel fue ordenado, a última hora de la tarde de ayer, por el juez federal de Esquel, Guido Otranto.

La búsqueda se iniciará hoy a lo largo de cientos de kilómetros y no tiene fecha de cierre. Se especificó que las principales tareas estarán a cargo de la Prefectura Nacional, con refuerzos de la Policía Federal, y la inclusión de buzos y de un helicóptero.

No está previsto, principio, el ingreso de los efectivos al Lof de Resistencia en el Departamento de Cushamen.

Mientras tanto, los máximos funcionarios a los que el presidente Mauricio Macri encomendó el martes el seguimiento del caso de la desaparición de Santiago Maldonado desacreditaron ayer al fiscal federal Federico Delgado por abrir una causa por presunto encubrimiento gubernamental del hecho sucedido hace más de cinco semanas.

Además, uno de ellos, el ministro de Justicia, Germán Garavano, volvió a dejar abierta la posibilidad de que la Gendarmería Nacional, de la que su par de Seguridad, Patricia Bullrich, había hecho una cerrada defensa, pueda haber tenido que ver con la desaparición del joven artesano de 28 años el 1° de agosto pasado en cercanías de la ciudad chubutense de Esquel.

“Yo no pongo las manos en el fuego por nadie. Es un hecho muy grave y hay que estar abierto a cualquier hipótesis; la función del juez es investigar a todos”, dijo en declaraciones periodísticas el titular de Justicia, después de que ayer el secretario de Derechos Humanos de esa cartera, Claudio Avruj, aseguró que “la hipótesis más fuerte” apunta a aquella fuerza de seguridad, aunque ayer lo relativizó: “No fue un error (del Gobierno) haber dicho que no había pruebas para implicar a la Gendarmería en la desaparición”.

Garavano y Avruj llevan la voz cantante gubernamental sobre el asunto, tras el desplazamiento de la exposición pública de Bullrich y de funcionarios de Seguridad, en una decisión que tomó el Presidente en la reunión en la Rosada el martes pasado. Avruj, además, regresó ayer a esta capital luego de haber viajado el miércoles por orden presidencial a Esquel, donde se reunió con el juez federal Guido Otranto y la fiscal federal Silvina Avila, a cargo de la investigación, pero no pudo hacerlo con familiares de Maldonado.

Como parte de un discurso oficial unificado, tanto el ministro como el secretario se ocuparon ayer de desacreditar al fiscal federal Delgado, quien después de abrir la causa por presunto encubrimiento, insistió ayer, en declaraciones periodísticas, en que “hay algunos elementos” para investigar la actuación del Gobierno nacional en el caso.

El más duro en esa descalificación fue Garavano, al sostener que es “inexacto” el supuesto encubrimiento que quiere investigar el fiscal Delgado: “El Gobierno está para colaborar con la Justicia. Esas son las cosas que hace el kirchnerismo para embarrar la cancha y generar rédito político”. Incluso acusó al gobierno anterior de tener “ánimo de generar climas de violencia relacionados con lo electoral”.

Avruj abundó sobre el pedido. “No corresponde” el pedido de encubrimiento hecho por Delgado, que incluye también la remoción del caso del juez Otranto. “Me parece cínico e hipócrita (el pedido del fiscal) cuando el mismo juez y la fiscal nos agradecen la colaboración”, dijo, y subrayó: “Desde el Gobierno, no tenemos nada que ocultar, ni proteger, ni esconder”.

El secretario de Derechos Humanos se refirió también al testigo clave de la causa, Matías Santana, quien declaró ante el juez Otranto que vio cómo la Gendarmería se llevaba detenido a Maldonado. “Santana es un vocero muy importante de la RAM”, la Resistencia Ancestral Mapuche, sostuvo. “Matías Santana ocupa un lugar muy importante en la estructura de la RAM. Está imputado en muchísimas otras causas”.

El fiscal Delgado, por su parte, dijo ayer en declaraciones periodísticas que “hay elementos” para iniciar la investigación que le pidió al juez Rodolfo Canicoba Corral, pues existen datos que “hacen pensar que las autoridades no buscaron, y eso se llama ‘encubrimiento’”.“Hay que evaluar qué se hizo, qué no se hizo, qué se hizo bien y qué se hizo mal (en la investigación), y si algo se hizo mal, hay que ver si se hizo con intención o no”, explicó.

Anteayer, Delgado solicitó que se iniciara una investigación para determinar si el Gobierno nacional, incluidos el Presidente y las autoridades de la Gendarmería, encubrió la desaparición de Maldonado. Para ello, elevó un requerimiento de instrucción a Canicoba Corral, a quien le solicitó, además, que le pidiera un informe “urgente” al jefe de Gabinete, Marcos Peña.


⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone?
Permite ver las noticias en menos de un segundo.

¿Te gustó la nota?

1 2 3 4 5


Comentarios

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores.

Sobre el Autor