Inicio    

A los 77 años murió Gerardo Sofovich

El productor, guionista, director y conductor de TV Gerardo Sofovich, creador de exitosos ciclos como "Operación Ja Ja" y "Polémica en el bar", entre muchos otros, falleció hoy a los 77 años en la clínica Suizo Argentina, donde había sido internado ayer a raíz de una hemorragia interna.

Sofovich, que tuvo una docena de angioplastías, convirtiéndose así en el argentino con más intervenciones de ese tipo, era atendido por el equipo del médico Luis de la Fuente.

Durante 2014 había entrado al quirófano por un problema en su arteria aorta abdominal y le colocaron una prótesis durante una intervención que había sido programada.

Hijo del periodista socialista Manuel Sofovich, Gerardo Julio Sofovich había nacido el 18 de marzo de 1937 en Buenos Aires y perdió una de sus piernas al quedar atrapado en un pase de vías del tranvía que lo sorprendió, y si bien fue tironeado por su hermano Hugo, terminó con la amputación del miembro, percance que no le impidió seguir con su vida y convertirse en un personaje exitoso de la TV, el teatro, la revista y el cine nacional.

Su primera participación en la pantalla chica como guionista humorístico fue a principios de la década del 60 en Canal 13, como guionista de los ciclos en sketches "Balamicina" y "Balabasadas", con el también novel Carlitos Balá como protagonista, que fueron la plataforma de ambos.

Sin embargo, para Sofovich, el éxito en TV llegó en 1967 con un ciclo clave, "Operación Ja Ja", con sketches memorables que todavía hoy son recordados y algunos de los cuales habrían de convertirse con el paso del tiempo en éxitos independientes, siempre con muy buen rating.

"Operación Ja Ja" era un ciclo de sketches escritos por él mismo con su hermano menor, Hugo, protagonizados por un elenco de grandes comediantes, algunos de ellos descubiertos por los autores, que casi sin excepción fueron aprobados e impulsado por un inmenso púbico.

Allí participaron figuras como el ya veterano Fidel Pintos, además de Alberto Olmedo, Jorge Porcel, Javier Portales, Julio de Grazia, Vicente La Russa, Adolfo García Grau, Mario Sánchez, Mario Sapag, Rolo Puente, Vicente Rubino y Juan Carlos Altavista.

El bloque titulado "Polémica en el bar" reunía a Portales, La Russa, Altavista, Sánchez, entre otros, en una típica discusión de mesa de bar, con cámara fija delantera, que los hermanos Sofovich escribían en caliente en base a los hechos del día que eran tema de la polémica epónima.

A la sanata del personaje interpretado por Fidel Pintos se sumó la falta de instrucción de Minguito Tinguitella, interpretado por Altavista, "periodista" de La Voz del Rioba, un periódico con el que el personaje amenazaba a sus detractores con "levantarle una lápida".

Otro de los sketches, el de la peluquería que encabezaba Fidel Pintos, con un sillón en el que recibía a invitados especiales, a la muerte del actor tuvo como correlato dos programas independientes: "La peluquería de Don Mateo", con Jorge Porcel, "El nieto de Don Mateo", con Berugo Carámbula, y más tarde una remake de "La peluquería...", con Pablo Granados.

Al mismo tiempo de imponer espectáculos teatrales, como que también eran éxito en los escenarios veraniegos de Mar del Plata o de Villa Carlos Paz, con obras como "Soltero... y con dos viudas!", entre otras, Sofovich comenzó su carrera como director cinematográfico en 1973, con "Los caballeros de la cama redonda", con Porcel, Olmedo y Chico Novarro.

Después de este gran éxito siguieron "Los doctores las prefieren desnudas" (1973), "Los vampiros los prefirieron gorditos" (1974), "La guerra de los sostenes" (1976), "Las muñecas que hacen pum" (1979), "La noche viene movida" (1980), "Camarero nocturno en Mar del Plata" (1986), "Las minas de Salomón Rey" (1986), "Me sobra un marido" (1987) y "Johnny Tolengo, el majestuoso" (1987), con Juan Carlos Calabró.

En 1977, el Canal 7 de la dictadura cívico-militar convocó a Sofovich para una reposición de "Operación Ja Ja" que fracasó, pero poco después, Roberto Eduardo Viola lo reubicó al frente del ciclo "Sábado 9" y "Porcel para todos", por Canal 9, y uno de los retornos de "Polémica en el bar", estación de la que se fue por reducción de presupuesto para volver tras la Guerra de Malvinas, todavía durante el llamado "Proceso".

Los vínculos de Sofovich con los dictadores eran públicos y notorios y hasta se dice que les proveía "chicas" provenientes de sus huestes televisivas, se jactaba de su amistad con Jorge Rafael Videla, el almirante Emilio Massera y Roberto Viola, y luego, ya en democracia, eran famosas sus infinitas partidas de poker con Carlos Saúl Menem en el desaparecido restorán Fechoría, de la avenida Córdoba.

Como actor fue elegido por Juan Carlos Desanzo para interpretar, ya en la vuelta a la democracia, a dos personajes nefastos, Emilio Celco en "El desquite" (1983), y Arturo, en "En retirada" (1984). En 1991 fue designado gerente de programación de Argentina Televisora Color (Canal 7) por el entonces presidente Menem, pero su gestión de un año, al mismo tiempo que conducía tres ciclos, no sólo fue criticada por la evidente ineficacia y chabacanería en la programación sino además sospechada de corrupción con contrataciones a agencias publicitarias nombre de su ex mujer e hijo, no obstante la justicia terminó sobreseyéndolo en las numerosas causas denunciadas.

En materia periodística, siempre estuvo interesado en ciclos de entrevistas y entretenimientos, como "Dos campanas", o "Semananueve", "La noche del domingo", los de entretenimientos "Sin límite SMS", "A la manera de Sofovich" y ahora mismo "Los 8 escalones", conducido por Guido Kaszca, y "El pacto", de entrevistas, por Magazine, además de haber sido en 2008, jurado del "Bailando por un sueño".

Adicto a los juegos televisivos, en muchos de sus ciclos incluyó compulsas diversas, desde el Jenga con piezas de madera hasta pulseadas, largas secuencias matizadas por secretarias que, además de ser blanco de sus miradas lascivas y la oportuna nalgada en el mejor estilo de "mujer objeto", servían a sus fines lucrativos sumergiéndose en cubos de cupones para hacer sorteos. También durante varios años, sus programas que alternaban números musicales, entrevistas, juego y sorteos, recibían a perros perdidos que exhibía en pantalla con el afán de que sus dueños los recuperaran.

En 2011, al mismo tiempo que por Crónica TV conducía "Sofovich hace memoria", en el que se homenajeaba a él mismo, fue nombrado Personalidad Destacada de la cultura porteña e hizo su primer comentario acerca de un posible retiro definitivo de la televisión, cosa que nunca ocurrió.

Más allá de sus amantes ocasionales y algunos revuelos mediáticos al respecto, estuvo casado en dos oportunidades; la primera con Carmen Morales durante tres décadas, con la que tuvo un hijo, Gustavo, y más tarde con Sofía Oleksuk, de 39 años, entre 2009 y 2001, cuando él, tras un gasto importante con la extensión de su tarjeta de crédito le anunció su ruptura por chat: "¡Qué grasada! Me chupaste hasta la última gota de nafta", le recriminó, "No me interrumpas que estoy garch... con una pi... dura, al fin", le contestó ella, según Sofovich reveló en un programa de la TV sensacionalista.




Comments