14 imputados, entre ellos 3 argentinos y 7 detenidos
Son 9 directivos y 5 ejecutivos de empresas por pago de coimas por u$s150 millones. Los argentinos son Alejandro Burzaco, de Torneos y Competencias, y Hugo y Mariano Jinkis, de Full Play Group.
Tras el estallido del escándalo de corrupción que sacude a la FIFA comienzan a conocerse nuevos detalles de la investigación de la Justicia de los Estados Unidos y el mismo pone en el ojo de la tormenta a los máximos directivos del fútbol Sudamericano. Sin dar nombres propios, el informe presentado este miércoles por la fiscal general de los Estados Unidos, Loretta Lynch, asegura que “el presidente de la Conmebol y los presidentes de la federaciones de Brasil y Argentina” recibieron sobornos por 15 millones de dólares. Las coimas habrían sido pagadas por la empresa Datisa -de los empresarios argentinos Alejandro Burzaco y Hugo y Mariano Jinkis (padre e hijo)- en el marco de la firma del contrato para realizar la Copa América 2015 (Chile), la Copa América del Centenario 2016 (EEUU) y dos ediciones más la competencia (2019 y 2023). El escrito, al que accedió Infobae, sostiene que el total de coimas fue de 100 millones de dólares: 20 millones sólo por firmar el acuerdo y 20 millones por cada una de las cuatro ediciones de la Copa América. Por cada 20 millones, los presidentes de Conmebol, AFA y CBF se llevaban 3 millones, mientras que los otros siete presidentes de la entidades que integran la federación que nuclea al fútbol sudamericano cobraron 1,5 millones. El restante medio millón iba al bolsillo de un “oficial de Conmebol” del que no se dan más precisiones. El informe judicial da los cargos y no los nombres de los directivos implicados, pero el contrato que menciona fue firmado en 2013. En ese momento la Conmebol era dirigida por el uruguayo Eugenio Figueredo, mientras que la AFA estaba en manos del fallecido Julio Humberto Grondona y la CBF era presidida por José Maria Marin, quien continúa actualmente en ese cargo. En varios tramos del informe se menciona como parte del entramado de corrupción al “cómplice #10″, al que sindican como un “oficial de alto rango de la FIFA, la Conmebol y la AFA”. Durante la conferencia de prensa brindada en los Estados Unidos, Lynch fue consultada si se trataba de Grondona. La funcionaria judicial evitó confirmarlo y se limitó a decir que no iba a dar “ningún nombre que no esté en el expediente”. Los empresarios argentinos de Datisa, Burzaco y los Jinkis, fueron imputados en la causa por el pago de los sobornos. Los tres tienen cargos en el departamento de marketing deportivo de la FIFA. Burzaco viajó a Europa, mientras que los Jinkis estarían en el país. Según supo este medio, mañana Cancillería recibirá los pedidos de captura internacional emitidos por Interpol. Blatter se desligó del escándalo en la FIFA y prometió “erradicar” el delito del fútbol En un comunicado oficial, el presidente de la federación se comprometió a “trabajar para recuperar la confianza y garantizar que el fútbol en todo el mundo esté libre de delitos” En medio del escándalo de corrupción, y a días de las elecciones presidenciales de la FIFA, Joseph Blatter emitió un comunicado oficial. A continuación el texto completo: Este es un momento difícil para el fútbol, para los aficionados y para la FIFA como organización. Entendemos la decepción que muchos han expresado y sé que los acontecimientos de hoy tendrán un impacto en la forma en que muchas personas nos ven. Al ser tan lamentables estos eventos, debe quedar claro que damos la bienvenida a las acciones y a las investigaciones realizadas por las autoridades de Estados Unidos y Suiza, y creemos que van a ayudar a reforzar las medidas que ya ha tomado la FIFA para erradicar cualquier delito en el fútbol. Si bien habrá muchos que están frustrados con el ritmo del cambio, me gustaría hacer hincapié en las acciones que hemos tomado y seguiremos tomando. De hecho, la acción tomada hoy por la fiscalía general del ministerio suizo se puso en marcha el año pasado, cuando nosotros presentamos un informe. Permítanme ser claro: tal mala conducta no tiene cabida en el fútbol y nos aseguraremos de que los que participan en ella queden fuera del juego. Tras los acontecimientos de hoy, el Comité de Ética independiente -que está en el medio de sus propias investigaciones en relación con la adjudicación de las Copas Mundiales de la FIFA 2018 y 2022- tomó medidas rápidas para prohibir provisionalmente aquellas personas nombradas por las autoridades de cualquier actividad relacionada con el fútbol a nivel nacional e internacional. Estas acciones están en la cima de un listado de pasos similares que la FIFA ha tomado durante el último año para excluir cualquier miembro que viole nuestro propio Código de Ética. Vamos a seguir trabajando con las autoridades y vamos a trabajar vigorosamente dentro de la FIFA con el fin de erradicar cualquier mala conducta, para recuperar la confianza y garantizar que el fútbol en todo el mundo esté libre de delitos. Agentes de la Policía Cantonal de Zúrich detuvieron a primera hora de hoy a 7 funcionarios de la FIFA, quienes habían llegado a esta ciudad para participar este viernes en el Congreso de la organización. Su captura fue fruto de una colaboración entre las autoridades judiciales suizas y una fiscalía de Nueva York, que inició las investigaciones en las que están involucradas un total de catorce personas. Se los acusa de haber aceptado sobornos por 150 millones de dólares y comisiones desde principios de los noventa hasta la actualidad a cambio de que ciertas firmas recibieran los derechos de transmisión, publicidad y auspicio de torneos futbolísticos en EEUU, América Latina y el Caribe.