6 años de prisión por hechos que cometió siendo menor
Por tratarse de delitos cometidos por un menor de edad, la identidad del autor debe ser resguardada por mandato legal. Precisamente el 3 de octubre de 2014 cuando el condenado era menor fue encontrado responsable del homicidio de Hernán Darío López, la tentativa de homicidio en concurso real con abuso de arma y portación de arma de fuego, respecto de otro joven y dos robos.
La Justicia le impuso medidas tutelares hasta la mayoría de edad. Hoy tiene 18 años, la Fiscalía consideró que no se cumplió con la resocialización que busca la ley y corresponde aplicar 6 años de tratamiento penitenciario. Pese a la oposición de la Defensa, el juez dictó sentencia condenatoria según lo solicitado por Fernanda Révori.
La sala del primer piso de los Tribunales de Esquel quedó chica para la cantidad de familiares de la víctima y del imputado que se hicieron presentes. A lo largo de las horas que duró el debate el aire parecía consumirse, probablemente porque el lugar estaba cerrado, y también por la tensión que se vivía adentro.
Antes de los pedidos de las partes, los padres y hermanas del imputado hablaron de cómo fue este año de medidas tutelares. El joven residió con su padre en la ciudad de Bahía Blanca, allí concurría a un centro de tratamiento, debía continuar con sus estudios, evitar el consumo de alcohol y drogas y recibir tratamiento psicológico.
La fiscal, Fernanda Révori, analizó los informes de los organismos de control. Reconoció como positivo que el joven sienta arrepentimiento y quiera cambiar, pero entendió que a la luz de la irregularidad en el cumplimiento de las medidas, es evidente que no alcanza, necesita tratamiento penitenciario. El planteo fiscal tiene en mira la gravedad de los delitos cometidos, el grado de violencia desplegado, la escalada de violencia que presentan, entre otros elementos.
Por su parte el defensor Bruno Deias, valoró los avances evidenciados, el esfuerzo del imputado para cumplir con lo que se le impuso, aunque con irregularidad y señaló que lo que él necesita es continuar en esta misma senda.
DESIDIA EN EL CUMPLIMIENTO DE
SUS OBLIGACIONES
Colabelli indicó en su resolución que si bien el joven “ha concurrido con asiduidad al Centro de Referencia, se evidencia una notoria desidia en el cumplimiento de sus obligaciones. La discontinuidad en el tratamiento psicológico y la falta de apego a la asistencia escolar, conforme se desprende de los informes mencionados, resultan a todas vistas elocuentes en determinar que si bien no ha sido nulo su cumplimiento, sí se advierte que no ha merecido por parte del imputado una asunción de las obligaciones impuestas…”
En otro párrafo el magistrado indica “no basta expresar meramente el arrepentimiento, ello debe estar acompañado de acciones concretas…”
Por haber cometido los hechos siendo menor de edad, la escala penal que se habilita es la de los delitos en grado de tentativa. Colabelli, tuvo en cuenta agravantes y atenuantes para considerar que la pena apropiada al caso concreto es la propuesta por la fiscal.
El defensor adelantó que recurrirá la sentencia ante la Cámara.