A la inseguridad le respondemos con políticas públicas de prevención
Lo dijo el gobernador Martín Buzzi al entregar 1.000 chalecos balísticos, otras 1.000 pistolas y 50 escopetas a la Policía del Chubut.
Prevenir es incorporar equipamiento, invertir en tecnología y eliminar las asimetrías sociales, destacó. En tanto, el secretario de Seguridad, Oscar Martínez Conti, valoró que todo este equipamiento permite atender las necesidades que vamos a tener de los egresos en los tres próximos años.
El gobernador Martín Buzzi encabezó este miércoles en la Jefatura de la Policía en Rawson la entrega de 1.000 chalecos balísticos, otras 1.000 pistolas calibre 9 mm y 50 escopetas para efectivos que cumplen funciones en todo Chubut y para quienes ingresen a la fuerza durante los próximos tres años.
Acompañado en el acto por la intendenta Rossana Artero; el secretario de Seguridad y Justicia, Oscar Martínez Conti; y el jefe de la fuerza, Rubén Cifuentes; Buzzi dijo que “quienes tenemos responsabilidades públicas no reaccionamos frente a la violencia con más violencia, sino tomando decisiones y respondiendo a la inseguridad con políticas públicas de prevención”.
En ese sentido sostuvo que “prevenir es trabajar en equipamiento, invertir en tecnología y eliminar las asimetrías sociales”, e indicó que “detrás de la violencia también hay una enorme desigualdad social, y esto se equipara con inversiones públicas como los Centros de Encuentro, ‘Mi Primer Empleo’ o el Transporte Educativo Gratuito”.
Buzzi manifestó que los chalecos, pistolas y escopetas que hoy se incorporan a la Policía “son sumamente útiles, tienen un sentido y vienen a cumplir una función preventiva dentro de nuestra política”, y agregó que “en el ámbito general de la seguridad y frente a la vivencia de nuestra comunidad de inseguridad, nosotros respondemos con una política pública amplia y de equidad”.
 
Inversión en seguridad
 
Por su parte, el secretario Martínez Conti reveló que esta incorporación “es un esfuerzo que hace meses lo estamos trabajando. Hemos incorporado 1.000 chalecos a través de un trabajo que se hace con el Ministerio de Seguridad de la Nación, de un programa federal para el fortalecimiento de las capacidades de seguridad en todo el país”.
“A esto se le suman 1.000 pistolas calibre 9 mm que son las de dotación individual de Policía, más 50 escopetas”, destacó el funcionario y reveló que “sólo los chalecos representan una inversión de más de 7 millones de pesos”.
Remarcó que “todo este equipamiento permite atender las necesidades que vamos a tener de los egresos en los tres próximos años”.
El equipamiento
El jefe de la Policía, Rubén Cifuentes, indicó que los chalecos balísticos recibidos cubren a la totalidad de los efectivos policiales que “van a poder salir a las calles a realizar sus tareas preventivas, cubiertos y respaldados con este elemento de seguridad”.
Agradeció al gobernador Martín Buzzi y a Martínez Conti por las gestiones realizadas ante el Ministerio de Seguridad de la Nación, “permitiendo la recepción de este equipamiento en el marco del Programa Federal para la Colaboración y Asistencia para la Seguridad”.
En cuanto a las 1.000 pistolas adquiridas dijo que “esto nos va a permitir tener una planificación de acá a tres años para que cuando egresen los efectivos policiales tengan su armamento”, ya que “año a año van ingresando a la fuerza alrededor de 350 efectivos”.
Respecto a las 50 escopetas sostuvo que “son valiosas para los grupos especiales que cumplen una misión específica y situaciones complejas en el territorio”.