Ale ratificó en la justicia sus acusaciones contra Cifuentes
Luego de las fuertes declaraciones del subcomisario Juan José Ale tras su remoción como jefe del Grupo Especial de Operaciones, el hijo del actual diputado provincial y extitular de la Policía, Juan Luis Ale, concretó en la Fiscalía de Comodoro Rivadavia la denuncia formal de sus dichos públicos, con fuertes cuestionamientos al actual jefe de la fuerza, Rubén Cifuentes.
Ale aseguró que nadie le comunicó los motivos por los que lo desvincularon del GEOP. “Inferí que posiblemente se trataba de una presión por lo que iba a denunciar con pruebas, un incumplimiento de los deberes de funcionario al momento de ejecutar un procedimiento en la zona de Leleque sobre la Ruta 40 intersección con la que va a El Maitén, donde un grupo de pueblos originarios tomó tierras de Benetton”. Los episodios se dieron –explicó- en circunstancias en que se debía detener a Francisco Facundo Jones Huala, buscado por Interpol, pedido por la Justicia de Chile y por la Justicia Federal dentro de la provincia. El subcomisario se refirió al jefe de la Unidad Regional Esquel, comisario Oscar Marinao, por quien aseguró tener un gran respeto, quien recibió la orden del comisario Cifuentes, de no detener a Jones Huala. “No sé si por razones políticas, o con qué fin dio esa orden, pero es lo concreto que ocurrió”, recalcó. Ale aseveró que el día del procedimiento para identificar a los ocupantes de las tierras en inmediaciones de Leleque, el mencionado Jones Huala estaba en el lugar. “Tengo registros fotográficos y el personal que estuvo en ese operativo lo sabe”. Insistió en que “lo tuvieron para detenerlo y no lo hicieron, incumpliendo un pedido judicial, que es lo que no entiendo”. Ese día Jones Huala estaba con una capucha, pero era identificable por la mayoría de los que estaban en el cruce de la Ruta 40 con el camino a El Maitén. Esto ocurrió entre el 13 y el 14 de marzo. Sugirió que no se puede hacer una identificación de gente encapuchada, y se debió pedir que se la saquen, constatar que estaba el hombre buscado, y detenerlo. En Fiscalía, Ale denunció a Cifuentes y reafirmó el respeto a Marinao y demás policías que participaron del operativo. Dijo suponer que no cree que el jefe de la Unidad Regional y sus colaboradores no vayan a decir lo que realmente ocurrió, porque “van a tener la hombría de bien y la ética de decir lo que pasó”. Recordó que el 29 de marzo, Jornada hizo referencia a que Jones Huala es el hombre más buscado en la provincia, por estar sindicado por sectores del Gobierno como autor intelectual al menos, si no material, de incendios desatados en la cordillera. “Por eso no puedo entender que a diez días de haber estado con él, se le diga que era la persona más buscada”, enfatizó. En cuanto a su citación personal, quien fuera el jefe del GEOP indicó que tendrían que sancionarlo y pasarlo a disponibilidad. De haber alguna medida no tendrá inconvenientes en cumplirla. Con su abogado hoy presentará una acción de amparo, porque por la Ley Orgánica Policial y otras normas, no puede ser trasladado sin motivo a Rawson para desempeñarse en tareas administrativas. En tal sentido invocó afirmaciones de Cifuentes, quien habría señalado que dicta sus traslados conforme se le “cantan las p…”. Y le advirtió: “No se puede decidir un traslado conforme le dicten los testículos, además de ser una manera irrespetuosa de dirigirse al personal policial y a la sociedad”.