Ataque a productor de El Maitén puso en alerta a la región
Estamos preocupados por el accionar de delincuentes que prometieron avanzar a sangre y fuego, dijo el subsecretario de Bosques de la provincia, Leonardo Aquilanti quien advirtió además que los sospechosos de lo ocurrido en El Maitén vienen originando un verdadero estado de miedo en la sociedad
El subsecretario de Bosques del Chubut, Leonardo Aquilanti, manifestó su preocupación por el incendio intencional registrado en un establecimiento productivo de El Maitén, que tiene como sospechoso principal al activista mapuche Facundo Jones Huala. “El fuego no entiende de tranqueras y una vez que arranca perjudica sobre todo a las personas de bajos recursos”, dijo. Cartas en el asunto En la misma línea de las declaraciones efectuadas esta semana por el gobernador Mario Das Neves, Aquilanti cuestionó el papel de la Justicia Federal de Esquel y pidió “tomar cartas en el asunto” para evitar una “desgracia mayor”. En ese marco, reconoció que “estamos preocupados por el accionar de los delincuentes que prometieron avanzar a sangre y fuego”. Se refirió el funcionario al incendio que sufriera un productor de frutillas en El Maitén y advirtió que los sospechosos “vienen originando un verdadero estado de miedo en la sociedad”, mencionando otros ejemplos como la quema de máquinas que realizaban un tendido del cable subterráneo en la Comarca Andina, la quema de retroexcavadoras de la firma “Minas Magri” en El Hoyo y el corte de rutas. Señaló el subsecretario de Bosques del Chubut que los siniestros no sólo tienen un efecto devastador sobre un determinado recurso material, sea máquina o establecimiento rural, sino que también afecta directamente la condición laboral de muchas personas. “Hay gente que puede quedar en la calle producto de estos episodios”, lamentó. Mayor compromiso Planteó la necesidad de que la Justicia asuma un mayor compromiso. “En una reunión con autoridades de la Justicia Federal puse sobre la mesa de discusión el tema de los incendios en bosques y observé que minimizaban la problemática. Decían que solamente eran muchachos con gomera. Hoy vemos que están haciendo cosas bastante más complicadas”, indicó. Aquilanti manifestó que “el fuego no entiende de tranqueras y una vez que arranca perjudica sobre todo a las personas de bajos recursos”. En tal contexto, llamó a “tomar cartas en el asunto” para de esta forma evitar una “desgracia mayor”. “¿Están esperando que llegue una desgracia?”, se preguntó luego. “Estamos ante una grave situación”, acotó.