Aumenta la consulta de los jóvenes por consumo de alcohol y tabaco
El Centro de Día de Prevención y Asistencia de las Adicciones Esquel recibe cada vez más consultas de jóvenes por consumo de alcohol y tabaco.
“Esto tiene que ver con la visibilización del problema y no con el aumento”, aseguró Sol Zignago, coordinadora de la institución que atiende en calle Alberdi 155.
En diálogo con Diario El Oeste, Zignago reveló que el número de consultas por las denominadas drogas legales (alcohol y tabaco) siguen ocupando el primer lugar, agregado que de un tiempo a esta parte los jóvenes empezaron a visualizar al Centro de Día como un ámbito válido para evacuar dudas y en última instancia iniciar un tratamiento.
Según confió en la entrevista, son cada vez más los chicos que se acercan y piden una mano movilizados por una inquietud. “Hay muchos que por lo general hacen uso o abuso pero no tienen una relación de dependencia”, ilustró la profesional que coordina el servicio dependiente del Ministerio de Salud del Chubut. Fortalecer la prevención
“Nos queda mucho por recorrer”, fue la frase que utilizó para dejar en claro que por delante aún tienen muchos desafíos y objetivos que cumplir. Durante el 2016 la atención estará centrada en fortalecer la estrategia de prevención, aunando esfuerzos y unificando criterios con otras organizaciones de la comunidad como juntas barriales y entidades deportivas, culturales y sociales.
Avisó entusiasmada que buscan generar un “vínculo de confianza” y en efecto que los adolescentes sigan identificando al Centro de Día como una buena alternativa para resolver las dificultades ya sea con alcohol, tabaco u otras drogas más complejas. “También hay que motivar a los padres para que vengan pese a que todavía sigue dando vergüenza”, indicó. Un ámbito de referencia
Zignago entendió que el compromiso de los jóvenes supone un reconocimiento a la institución como sitio donde consultar más allá de sufrir una adicción o no. “Tiene que ver con la visibilización del problema y no con el aumento del mismo”, enfatizó, añadiendo que no hace mucho “costaba que ellos se acerquen”.
Develó asimismo que treparon los llamados “espontáneos”: es decir “el padre o el joven viene a preguntar porque algo le suena raro”. Explicó que el primer paso de la intervención suele ser la “entrevista de orientación; en algunas ocasiones con un simple movimiento del sistema familiar no es necesario el tratamiento. En otras situaciones se propone un tratamiento siempre con una muy fuerte presencia de la familia”. Trabajo en red
Por otro lado, destacó la labor en red con diferentes instituciones del tejido social vinculadas por ejemplo al campo de la Justicia, Salud, Educación, Cultura, Servicio Protección de Derechos y asociaciones vecinales. Sostuvo que la problemática debe abordarse desde una visión integral, incluyendo a muchos actores de la comunidad.
Para Zignago la “prevención” es una pieza clave en el proceso y, en esa dirección, avisó que durante el corriente año pretenden fortalecer la presencia en terreno del Centro de Día. “Estamos con la fuerte decisión de salir a trabajar en terreno. Esto tiene su esfuerzo para todo el equipo, pero creemos que es indispensable para generar un mayor acercamiento a la sociedad”.
SOL ZINGANO Sol Zignago, coordinadora de la institución que atiende en calle Alberdi 155.