Abastecerá con gas natural a localidades de Lago Puelo, Esquel, Trevelin, El Maitén, Cholila, Epuyen, y El Hoyo.

El nuevo ductor conectará a 22 mil usuarios en 25 poblaciones. Abastecerá con gas natural a localidades de tres provincias, Neuquén, Río Negro y Chubut: San Martín de los Andes, Junín de los Andes, San Carlos de Bariloche, Villa La Angostura, El Bolsón, Lago Puelo, Esquel, Pilcaniyeu, Dina Huapi, Jacobacci, Clemente Onelli, El Maitén, Ñorquincó, Cholila, Epuyen, Hoyo de Epuyen y Trevelin, entre otras. El presupuesto para los trabajos es cercano a los 1000 millones de pesos.

La obra se trata de la colocación de ductos paralelos tipo By Pass para reforzar el actual sistema de transporte de gas, que tiene más de 30 años y se vio superado por la demanda.

El gasoducto cordillerano estaría listo para el invierno de 2019

Las obras para llevar gas a la cordillera por unos $1.000 Millones con más de 22.000 nuevas conexiones para ciudades de Río Negro, Neuquén y Chubut avanza, pero es verdad que lentamente, o por lo menos no en la medida de las necesidades que afronta la población de estas tres provincias. Cambiemos volvió a licitar los trabajos que ahora realiza la empresa la empresa Contreras Hermanos construye la ampliación del gasoducto Cordillerano. Más de 300 obreros trabajan en el proyecto. Muchos de ellos llegaron especialmente desde Salta y Jujuy.

La obra es una de las más esperadas en Bariloche y en otras localidades de la región, donde hay varios miles de usuarios potenciales que no pueden conectarse a la red de gas natural por la saturación del gasoducto original, que ya tiene 30 años.

La provisión de gas natural en el llamado Corredor de los Lagos, que abarca tres provincias, depende de un sistema unificado de transporte y distribución que recibe el fluido desde Plaza Huincul por el norte, a través del gasoducto Cordillerano y desde el sur por el Patagónico.

Toda el área cuenta actualmente con 99.000 medidores, de los cuales el 50% corresponden a Bariloche. Ese número se mantiene congelado desde hace varios años, cuando el sistema Cordillerano/Patagónico quedó saturado y Camuzzi comenzó a rechazar cada nuevo pedido de conexión.

Además de Bariloche y Dina Huapi, otras localidades servidas por esa red son Junín y San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Ñorquinco, Pilcaniyeu, Comallo, Jacobacci, El Bolsón, Lago Puelo, El Maitén, Cholila, Esquel, Trevelin, Corcovado y Río Mayo, entre otras.

Debido a la veda hay barrios enteros, como las 645 Viviendas de Bariloche, que deben buscar sustitutos para calefaccionarse y cocinar, como el gas envasado.

La falta de gas también provocó en los últimos inviernos varios cortes en el suministro a las estaciones de GNC. Según Camuzzi, la obra de ampliación en marcha tiene cinco frentes activos. Cuando el refuerzo entre en servicio el compromiso es incorporar a 12.000 nuevos usuarios de Río Negro, 5.000 de Neuquén y 5.500 de Chubut.

La mitad de la demanda del sistema se la lleva Bariloche y Dina Huapi, el núcleo más poblado del sur de Neuquén, el oeste de Río Negro y el norte de Chubut.