Bicicleteada de San Juan a Buenos Aires en rechazo a modificaciones en Ley de Glaciares
Recorrerán más de mil kilómetros en bicicleta para defender a los glaciares del avance de la megaminería. Pasaron casi ocho años desde la sanción de la Ley de presupuestos mínimos de Protección de Glaciares y ambiente Periglacial.
Sin embargo, la norma no tiene aplicación efectiva. Ahora, la Secretaría de Minería y la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, junto a las provincias comprometidas con la actividad Mendoza, Catamarca y San Juan quieren flexibilizar la Ley para abrirle un camino sin controles a más de cuarenta proyectos megamineros. La especialista Luciana Gagliardo, Presidenta de Conciencia Solidaria ONG, y Cristina Martín, Coordinadora de la campaña “Los Glaciares No Se Tocan”, sintetizaron el trayecto recorrido por la Ley. En 2008 aconteció el famoso “Veto Barrick’, donde la ley original, votada por unanimidad en ambas cámaras del Congreso de la Nación, fue vetada por la entonces Presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Básicamente, fue un guiño para las corporaciones, para que proyectos como Veladero, pudieran seguir en funcionamiento”, señaló Luciana Gagliardo. Y continuó: “cuando en el 2010, gracias al arduo trabajo de algunos grupos, como Conciencia Solidaria, se consigue sancionar la ley, el lobby empresarial minero, a través de la justicia sanjuanina acciona e impone medidas cautelares que impiden la aplicación de la ley. Para 2012, la Corte Suprema revoca dichas medidas. De todas formas hubo hasta un pedido de inconstitucionalidad, proveniente de la Cámara de Minería de Jujuy, que la Corte dejó sin efecto en 2014. No obstante esto, la plena aplicación de la ley, es una deuda hasta el día de hoy. Asunto que ha facilitado la continuidad de emprendimientos mineros y los derrames de público conocimiento de Veladero”. ¿Qué pasa con los inventarios? ¿Qué pasa con las auditorías que tienen que realizarse a empredimientos mineros como Veladero? LG – Los inventarios se refieren a individualizar los glaciares, identificarlos, cantidad, tipología, ubicación, estado, etc. La zona Periglacial es reguladora del recurso hídrico, son las recargas de nuestras cuencas. Las mismas que permiten el desarrollo de las actividades económicas regionales sostenibles. El Instituto Nacional de Nivología y Glaciología, IANIGLIA, debía de presentar, según la Ley, ante la autoridad de aplicación, que en su momento era la Secretaria de Ambiente, hoy Ministerio de Ambiente, los cronogramas de los inventarios en un plazo máximo de 60 días. Y tenían que llevarse a cabo en zonas prioritarias, en un tiempo máximo de 180 días. Zonas prioritarias, en relación a las actividades diversas que se estaban llevando a cabo allí. Las auditorias, entonces, cobran importancia en relación a dichas actividades, previamente ejecutadas, antes de la aplicación de la Ley en las zonas en cuestión. Si bien debían comenzar en 2012, a partir del fallo de la Corte Suprema, se inician dos años después”. “El inventario Nacional de Glaciares que se hizo hasta el momento, no contempló la existencia de cuerpos de hielo menores a una hectárea (no especificado en la Ley), lo cual es un hecho utilizado como argumento falaz por las corporaciones mineras para justificar la habilitación de sus emprendimientos. Se pretende, además, avanzar sobre las áreas periglaciales, reduciendo de esta manera las áreas protegidas. Si logran introducir estas modificaciones, quedarán en peligro reservas inconmensurables de agua dulce, necesarias para el sostén de la vida”, expresó Cristina Martín, coordinadora de la campaña nacional ‘Los Glaciares No Se Tocan’. “En el caso del emprendimiento minero Veladero, el mismo funciona, según especialistas, en zona Periglacial. De ser cumplida la Ley de Glaciares, este proyecto no podría estar funcionando hasta hoy. El resultado de la auditoría allí en su momento “fue estrepitoso, porque decían que estaba todo bien, y ya es sabido, que hubo derrames”, agregó Gagliardo. Un poco de retrospectiva Conciencia Solidaria llevó a cabo pedidos puntuales de respuesta a la autoridad de aplicación, en ese momento Secretaria de Ambiente, hoy con rango de Ministerio. También hicieron el pedido los abogados Enrique Viale y Diego Seguí, de la asamblea “Jáchal No Se Toca”, en San Juan. Y a posteriori, realizaron una denuncia penal, por incumplimiento de la Ley. Para septiembre de 2013, la ONG emitió un pedido de informe al IANIGLIA, sobre los avances de los inventarios en las zonas prioritarias, donde las actividades que allí se desarrollan, se presume, impactan en el medio ambiente. Un mes después, el IANIGLIA, señaló que dicho pedido debe ser solicitado a Secretaria de Ambiente. Mas, el estado de los inventarios sería publicado online a la brevedad. Según resultado de las auditorías, Veladero no estaría comprometiendo el medio ambiente. Para 2014, Conciencia Solidaria solicitó un pronto despacho, ante la negativa de respuesta de la Secretaría de Ambiente, en relación al pedido de información pública. La respuesta nunca llegó, por lo que en 2015, efectúa un amparo por mora. En 2017, el Juez Casanello citó a indagatoria a Ricardo Villalba, que para entonces era el responsable del IANIGLIA, institución que debía llevar a cabo el inventariado. Y cita a funcionario de la nueva gestión, responsables ejecutores de la ley desde enero de 2016 a la fecha. Hoy en día se habla de una posible modificación de la Ley, “porque la ley les molesta, la ley hace más ruido de lo que parece, aunque opera en silencio”, expresó Gagliardo, “la contestación que nos dieron desde el Ministerio de Ambiente, finalmente, tiene varios puntos interesantes: Por un lado, nos dicen que esta información que requerimos al Estado, el inventariado, todavía no se encuentra en manos del Estado. Hay datos que todavía están desdibujados. Hay que tener en cuenta que, justo en el cambio de gestión, aparecen inventarios de 2012, 2013, 2014 y 2015. En todo ese lapso las empresas siguieron trabajando. Otro punto a subrayar, es que no se realizó el inventario en zonas prioritarias. Según el Ministerio, en 2011, 2012 y 2013, le emitieron pedidos a las provincias para que se empiece a trabajar a nivel local, a nivel jurisdiccional. Sin embargo, no obtuvieron respuesta”. “Se patean entre ellos la pelota, las empresas siguen funcionando, y se sigue contaminando”, continuó Gagliardo. “Otro de los argumentos que se dan para no cumplir con el inventariado es que las provincias son reticentes a remitirse a la autoridad de aplicación. No pasan información. Pero no obstante, hay un posicionamiento que parece, toma el Ministerio, que si bien reconocen que los plazos están vencidos, el mero hecho de lo delicado del asunto podría – en términos prácticos- seguir dilatando plazos para hacer las cosas bien, ¡ocho años pasaron para hacer inventarios! ¡Cuánto para auditar!”. A lo que agregó Martín: “Lo paradójico es que somos pioneros, tenemos una ley de protección, que no se está cumpliendo”. LG –18 mil millones de dólares potenciales en inversión hay, este es el motivo, es lo que le plantearon a Macri desde el sector empresarial minero para invertir en proyectos en el país. El actual Presidente de la Nación en una de las reuniones prometió la modificatoria de la ley a partir de marzo. Se empieza a trabajar en febrero, con un proyecto que estaría bastante ‘cocinado’, se convocó a algunos representantes de gremios, provincias, al ministro de energía y minería, Aranguren, y de Trabajo, Triaca. El presidente Macri, prometió un proyecto que sea la modificatoria de la Ley de Glaciares. En ese encuentro, se planteó que la definición de ambiente periglaciar, no era una definición concreta, precisa, exacta, que hay que reverla. ¿Por qué?: porque es donde más se instalan las empresas en zona periglaciar. “Por eso nosotros decimos “Los glaciares a marzo”, como parte de nuestra campaña Los Glaciares No Se Tocan. No nos vamos a quedar de brazos cruzados. Le pedimos a la gente que siga el tema. Que se comprometa. El agua es un bien común. Un derecho humano. Es de todos. Velar por nuestras reservas de agua congelada es imprescindible”, expresó Cristina Martín.