Bromatología decomisó alimentos no aptos para el consumo
En el marco de las tareas sanitario preventivas que lleva adelante el Departamento de Bromatología de la Municipalidad de Esquel, días pasados se procedió al decomiso y posterior destrucción de alimentos no aptos para el consumo humano.
El responsable del área, Benjamín Lobos, indicó que fueron casi 1000 kilos de alimentos destruidos en dos días, y también agradeció la predisposición de las distribuidoras que asumen su responsabilidad en la mantención y protección de la salubridad de los alimentos y en este sentido se acercaron de manera voluntaria a las oficinas para que se proceda a la destrucción de alimentos y bebidas que por distintas razones no son aptas para ser puestas a la venta al público. LAS DISTRIBUIDORAS PUEDEN COLABORAR Lobos señaló que se trabaja en pos del cuidado y la protección de la salud alimentaria e invitó a las distribuidoras que deseen colaborar de manera activa y acceder al beneficio de renovar sus productos con sus proveedores, a presentar las actas de entrega voluntaria el Departamento de Bromatología que funciona en el Área Operativa Municipal.