Buzzi cierra el frente electoral y político en Comodoro pero mira de reojo la economía
El paso del gobernador Martín Buzzi por Comodoro Rivadavia de esta semana sirvió para dejar en claro varias cuestiones. No sólo cerró con los sindicatos de la industria petrolera la continuidad de la “paz social” y recibió otro fuerte respaldo a su reelección de gremios influyentes, sino que también se anunció puertas adentro un virtual cierre de listas del Frente para la Victoria en las categorías nacionales.
En esta misma Columna se había anunciado el mes pasado que la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, iba a puntear todas y cada una de las listas de legisladores nacionales del Frente para la Victoria en las provincias. Chubut no fue la excepción: el viernes se confirmó que Juan Mario Pais, actual diputado nacional, tiene las mejores chances para encabezar la lista de senadores por Chubut, justamente con la idea de reemplazar en la banca a su jefe político, Marcelo Guinle. Mientras que el actual intendente de Comodoro Rivadavia, Néstor Di Pierro, iría al frente en la lista de diputados nacionales. Todos adentro Esta decisión surgida en la Casa Rosada, terminó por clausurar las especulaciones y fortaleció las aspiraciones del Frente para la Victoria en la ciudad petrolera, en donde ya es casi un hecho que la fórmula para la Intendencia será Carlos Linares-Ezequiel Cufré: un dipierrista y un buzzista. Todo un símbolo. El anuncio fue una de las mejores noticias para las expectativas electorales de Buzzi, que sabe que sus acciones subirán fuertemente si el FpV cierra filas en Comodoro con expectativas de obtener un triunfo sólido en el sur provincial. Buzzi, además, cree que si Comodoro va “unido” por decisión de Cristina, en el resto de la provincia habrá menos espacio para los que impulsan una “alternativa”. Claro que ahora se abre la ronda de especulaciones sobre los segundos lugares para esas listas. Encabezadas por dos comodorenses, no queda otra opción que dos mujeres del Valle o la Cordillera –por la cuestión del cupo- secunden a Pais y Di Pierro en las listas nacionales. Lo mismo ocurrirá con el compañero o compañera de fórmula de Buzzi, que naturalmente debería provenir de otro lugar que no sea Comodoro. Das Neves gira Mientras tanto, el que todavía sigue siendo el mayor aspirante a sentarse en el sillón de Fontana 50, Mario Das Neves, busca ordenar las candidaturas en las ciudades más importantes, algo que le permitiría garantizar un paso seguro camino a octubre. Por ahora, todas las encuestas marcan una ventaja en el mano a mano con Buzzi. Pero esa brecha tiende a ajustarse cuando la medición incluye a los intendentes dasnevistas. Ahí podría estar el corazón de la pelea electoral y Das Neves lo sabe mejor que nadie. Por eso estuvo el viernes en Comodoro dando puntadas a su cierre local, que será clave para sus aspiraciones. No va a anunciar nada hasta que no sea necesario, porque hasta el 20 de junio hay tiempo de cerrar las listas. Das Neves le da mucha importancia a las encuestas pero sabe que no son determinantes. No a cuatro meses de las PASO y a seis de las generales. El panorama nacional también incidirá y eso ya no depende de Das Neves ni de Buzzi, ni de ningún otro candidato local. Pero ¿habrá arrastre nacional? ¿Corte de boleta mayor al 4% promedio histórico? Sólo especulaciones. Por intentar descifrar la incógnita, Jornada ya encargó un relevamiento electoral que llegará a manos de nuestros lectores en pocas semanas. Será, como todas las encuestas, una “foto” del momento. Pero servirá para sacar algunas conclusiones. Ojo con la economía La cuentas públicas y un presupuesto ordenado, más la disponibilidad de fondos para encarar obras, son claves para cualquier gobierno en su último año de gestión, sobre todo si se busca la reelección. Ese frente es, precisamente, el que está decidido y urgido a cerrar en estos días el gobernador. Porque sabe que no puede permitir ningún tipo de tensión económica o financiera en esta etapa. Por eso mandó esta semana a la Legislatura una readecuación del Presupuesto 2015, con las modificaciones que habían sido anunciadas luego de que se profundizara la crisis petrolera y la caída abrupta en el precio del barril. En ese marco, el pedido de endeudarse por otros 1.200 millones de pesos para invertir en obras de infraestructura se convertirá en el tema político que dominará la escena en los próximos días. El Gobierno necesita 14 manos alzadas para aprobar el tema en la Legislatura y eso, en un año de elecciones, demandará un fino juego de pinzas. Números que alertan En los últimos tres años, los ingresos corrientes de Chubut crecieron un 129,75% mientras los gastos lo hicieron en un 154,4%, según el último informe fiscal de la consultora Estudio Bensimón. Este desequilibrio fiscal encendió todas las luces de alerta. ¿Lo más preocupante? El gasto en personal: en 2011 representaba el 71% del gasto corriente del Estado provincial. Hoy se ubica en el 76%. Este es el principal problema que deberá atender el próximo gobernador, sea Buzzi o Das Neves. Sin embargo, y aunque parezca curioso, no parece ser el incremento de la planta de personal el problema: en los últimos cuatro años creció sólo 3,71%. Por lo que no es otra cosa que el nivel de las remuneraciones de la masa de empleados públicos lo que está poniendo en jaque a las cuentas públicas. “La enorme proliferación de Convenios Colectivos dentro del personal estatal han hecho que las remuneraciones sean excesivamente dispares y no respondan adecuadamente a relaciones acordes con los niveles de responsabilidad de cada tarea”, dice el informe de Bensimón. Hay ejemplos de este desequilibrio que son reveladores: a marzo de 2015, en la Subsecretaría de Servicios Públicos hubo 132 sueldos superiores al del ministro de Economía, Ricardo Bestene; en la Contaduría General, de 52 sueldos informados 31 superan al del ministro; o en la Administración de Vialidad Provincial, donde 269 remuneraciones superan al titular de Economía. Algo no anda bien. No es por esta situación sino para dedicarse de lleno a su campaña por la intendencia de Esquel, pero Bestene ya tiene decidido dejar el Gabinete apenas se apruebe el endeudamiento y quede garantizado el pago de los aguinaldos de julio.