Casa Abierta busca brindar soluciones
Desde que se lanzó el programa, la gestión Buzzi concretó 74 ediciones de Casa Abierta y la de ayer fue la octava en Comodoro Rivadavia. Cada sábado, las diferentes áreas de gobierno y sus funcionarios han estado presentes de manera alternada en los 27 municipios y las 20 comunas rurales de la provincia.
En función a las demandas planteadas en cada ciudad y localidad, Casa Abierta se complementa con el programa Pueblo por Pueblo para brindar respuestas a pedidos que plantean los ciudadanos en diálogo directo con el gobernador Martín Buzzi y su gabinete. Desde la Subsecretaría de Desarrollo Estratégico, Juan Patterson, explicó a El Patagónico que la dinámica de Casa Abierta es diferente en toda la provincia, ya que por tratarse de una herramienta de la participación directa, el ritmo lo imprime cada localidad. De ese modo, ejemplificó que en el caso de la cordillera, la actividad convoca a habitantes de toda la comarca, con lo que ante una edición en El Maitén se reciben también demandas de Esquel, Trevelin, Lago Puelo o El Hoyo. Mientras, en el caso de Comodoro Rivadavia, como también sucede en Trelew y Puerto Madryn, los ciudadanos que concurren, salvo las habituales excepciones, residen en el barrio de influencia de la escuela anfitriona de ese sábado. En cuanto a cifras, y a pesar de las características mencionadas en la concurrencia, las ediciones en esta ciudad son de las más numerosas, donde un promedio de 500 personas concurren para canalizar sus demandas de modo directo. En términos de incidencia, el esquema se replica también en Trelew y Puerto Madryn. Mientras cada quien recurre para solucionar sus cuestiones particulares, la reiteración de cada demanda y el hecho de que los funcionarios las reciban de primera mano, determinó que a partir de Casa Abierta, la gestión formule otro tipo de respuestas, de alcance colectivo, según destacó Patterson. Señalando que las mayores demandas en toda la provincia coinciden con las cuestiones de hábitat, planteó: “Casa Abierta es novedoso en cuanto a democracia participativa, democracia abierta. Nuestra Constitución provincial habla de la preminencia de la voluntad popular y la libre expresión sin intermediaciones, y cualquier programa de gobierno debe tender a eso”. “A partir de que se constituyó Casa Abierta hemos implementado, desde diferentes áreas, programas que han surgido de la sistematización de la demanda”, refirió, para señalar que las respuestas a esas demandas llegan a través de los programas “Créditos de Honor”, “Invertir Igualdad Economía Popular”, “Invertir Igualdad Organizaciones de la Sociedad Civil” -anclado a la Ley Provincial de Hidrocarburos para su financiamiento- y “Mi Primer Empleo”. “Son respuestas que surgen de la interacción. Mi Primer Empleo por ejemplo se planteó a partir de la demanda de una franja etaria determinada, con determinadas problemáticas. Esto nace del contacto directo con la gente, y de que los funcionarios y el gobernador tomen todo de primera mano, porque nadie se los tiene que venir a contar”, fundamentó. Agregó como ejemplo que en el marco de Invertir Igualdad se recibieron las demandas de más de 900 instituciones de la sociedad civil de la provincia, por las que suman 629 los proyectos en ejecución, 300 de ellos financiados y terminados por completo.