Chubut decretó la Emergencia Agropecuaria
La medida alcanza a ocho departamentos de la provincia, por un período de seis meses. A quiénes alcanza.
El gobernador del Chubut, Mario Das Neves, decretó el estado de emergencia y desastre agropecuario en ocho departamentos de la provincia, por un período de seis meses, plazo durante el cual los productores tendrán tiempo para la presentación de la declaración jurada y de la solicitud de certificado de daños. La declaración del estado de emergencia alcanza a los departamentos de Escalante, Sarmiento, Mártires, Paso de Indios, Florentino Ameghino, Gastre, Languiñeo y Cushamen, según informó el Gobierno local. El decreto es el número 432 y también lleva las firmas del ministro Coordinador de Gabinete, Alberto Gilardino, y el titular de la cartera de Producción, Pablo Mamet. En el artículo tercero, el mismo establece un plazo de treinta días, a partir de la fecha de publicación en el Boletín Oficial, para la presentación de la Declaración Jurada y de la Solicitud de Daños. Asimismo, se considera válido el Relevamiento de Daños presentado por los productores a los organismos oficiales para la emisión del Certificado de Daños correspondiente. En los considerandos, dispone el Régimen Provincial de Emergencia y/o Desastre Agropecuario en beneficio de los productores rurales que resulten perjudicados por factores ambientales imprevisibles e inevitables y cuya persistencia o magnitud resulten atípicos. Agrega que se han registrado precipitaciones pluviales excesivas en el vasto territorio provincial, con epicentro en el centro, este y sur de la provincia que alcanzaron un récord histórico. Se han recibido y analizado informes técnicos de distintos organismos nacionales, provinciales y municipales de los establecimientos agropecuarios de las zonas afectadas, por lo que se arriba a la conclusión de que se encuentran dadas las condiciones que justifican la Declaración de Estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para aquellas explotaciones afectadas, añade. Según el instrumento, las producciones agropecuarias intensivas en los valles y ganaderas extensivas se han visto severamente afectadas, en los primeros casos por destrucción de la producción e instalaciones y en el segundo por la inaccesibilidad de los predios, con el consecuente abandono de la producción y su calendario habitual de tareas.