Autoridades del Ministerio de salud del Chubut, Área Programática Esquel, especialistas del Instituto Malbrán y representantes de la cartera sanitaria nacional conformaron una mesa ampliada para coordinar estrategias de prevención, control e investigación en torno a los casos de hantavirus registrados en Epuyén.

Un fuerte trabajo de conjunto ha comenzado en la provincia de Chubut con el firme propósito de hacerle frente al brote de hantavirus que se desató en las últimas semanas en la localidad de Epuyen. El gobierno provincial cuenta con el respaldo de Nación y también de especiales que han llegado desde el Instituto Malbrán de Buenos Aires.

Este viernes (14/12) se brindó una conferencia. La misma estuvo a cargo del director asociado del Área Programática, Jorge Elías; la directora de Patologías Prevalentes y Epidemiología del Chubut, Teresa Estrela; Carla Bellomo, del Malbrán; Emiliano Biondo, Jefe de Programas del Área Programática; y Natalia Casas, Coordinación de Zoonosis del Ministerio de Salud nacional.

En virtud de lo sucedido en la Comarca Andina “nos hemos constituido en forma multisectorial”, destacó Elías, quien resaltó además la participación de autoridades del Parque “Los Alerces” y de Río Negro. “La idea es formar posibles hipótesis teniendo en cuenta el contexto epidemiológico actual, que es atípico y requiere concentración”, indicó.

Respecto al informe actualizado, precisó que hay 6 casos positivos, de los cuales se desprenden 2 fallecidos, 2 pacientes dados de alta, uno internado en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Zonal de Esquel (HZE), en proceso de destete del respirador, y el restante ambulatorio en bunas condiciones clínicas.

Mientras que de los casos sospechosos notificados ayer miércoles, 2 quedaron descartados y 2 siguen bajo sospecha, en evaluación, de los cuales uno ingresó a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del HZE y el otro continúa en la sala del nosocomio cabecera a nivel regional. En suma, “tenemos 6 positivos, 2 sospechosos y 2 descartados”, amplió.

Sostuvo que uno de los objetivos de la mesa multisectorial constituida en el Área Programática Esquel es “replantearnos posibles hipótesis de la situación actual. Una de las líneas -preliminares- a las que arribamos en el escenario epidemiológico atípico de Epuyén es que la hipótesis más fuerte apunta al contagio interhumano, hasta descartar lo contrario”.

Por su parte, Bellomo agregó que suele ser complejo en zonas endémicas “poder confirmar la transmisión entre personas porque el mismo agrupamiento de individuos está expuesto tanto a la fuente del roedor como a un caso índice. Esta posibilidad es muy minoritaria respecto de al contagio por exposición a excretas de roedores”.

En Esquel Rodolfo Lombardelli. Ex Director del Hospital Zonal Esquel. Diplomado en Salud Pública.

La enfermedad es ya conocida y endémica de todos los lugares del país donde hay roedores. No es el colilargo el único que lo trasmite.

Las actividades de riesgo para Hantavirus son:

1.- Contacto con aerosoles (vapores) de heces y orina de roedores ya sea al ingresar en ambientes cerrados y mal ventilados o en acumulaciones arbustivas silvestres o de basuras.
2.- Ingesta de alimentos o contacto bucal con elementos contaminados por roedores
3.- Mordeduras de roedores
4.- Contacto cercano con pacientes infectados
5.-  Mmanipulación de muestras de laboratorio de animales o humanos afectados.

Todas estas actividades son las que se deben evitar. De ningún modo debe recomendarse evitar la circulación por ciudades o pueblos donde se hayan producido casos. Eso causa graves daños discriminatorios, psicológicos y económicos en las comunidades.

Las autoridades sanitarias y jurisdiccionales saben que deben llevar a cabo actividades de difusión, educación y prevención permanentes y reforzarlas en caso de aparición de casos. El manejo profesional ambiental y de pacientes afectados debe hacerse bajo normas estrictas y con elementos de bioseguridad apropiados.

NO DAÑAR MÁS DE LO QUE LA PROPIA ENFERMEDAD YA PRODUCE.

Medidas de prevencion

Las recomendasiones son: mantenga bien ventilada, ordenada y limpia la vivienda y galpones; use lavandina para desinfectar y ventile previamente; no menos de una hora los ambientes que permanecieron cerrados por tiempo prolongado; y realice tareas rurales con ropa, calzado adecuado y protección respiratoria con barbijo o pañuelo. En caso de que decida acampar, elija un lugar libre de malezas y no duerma en contacto directo con la hierba; respete las indicaciones de los guardaparques y guardafaunas, la cartelería y el personal de salud; recorra senderos habilitados, con ropa y calzado adecuado, evite lugares con malezas.

Sintomas:

Fiebre, dolores musculares, escalofrios, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y a veces dolor abdominal en la parte de la columna y diarrea.

Ante cualquier deuda, acérquese al hospital o centro de salud más cercano.