Como desbloquear un celular Android con la cuenta de Google
La cuenta de Google puede ser utilizada para acceder a todos los servicios de Google como Google Maps, Google Drive, Google Fotos, Gmail.
La idea del gigante de Internet es que puedas usar una sola cuenta para manejar todos los servicios y productos que ofrece lo cual se aplica también para su Sistema Operativo Android. Si tu celular utiliza Android y te has equivocado varias veces usando el patrón de desbloqueo, el PIN  o la contraseña todavía puedes usar tu cuenta de Google para acceder al mismo. Esto aparece automáticamente cuando el número de errores de entrada son varios, lo más común es que aparezca la opción, ¿Olvidaste el patrón? Debes hacer click sobre esta opción y se te pedirá que introduzcas tu nombre de usuario y contraseña de Google. Cuando logres entrar aparecerás directamente en las opciones de seguridad bajo la sección de Ajustes en donde podrás cambiar tu patrón de bloqueo o contraseña. Como ves es bastante sencillo acceder a tu Smartphone con Android a través de tu cuenta de Google pero pueden existir otros escenarios en los que puede complicarse la operación, por ejemplo, puedes no conocer tu contraseña de Google, haberla olvidado como mismo hiciste con el patrón de desbloqueo o la contraseña de tu móvil, puede pasar y de hecho le ha pasado a muchas personas. Si te encuentras es estos casos aún puedes realizar una operación que asegura el acceso nuevamente a tu móvil pero conlleva la pérdida de los datos de tu memoria interna aunque si tienes en cuenta que la otra opción es tener tu teléfono como un pisapapeles parece más atractiva esta solución. Pasos para reestablecer tu móvil Android a su configuración de fábrica: Método 1 Conéctate al Administrador de Dispositivo de Android para eliminar todos los datos remotamente (android.com/devicemanager). Buscando en el menú elige cual es el dispositivo al que deseas borrar los datos. Has click sobre el botón Borrar. Método 2 Si no has configurado el Administrador de Dispositivo Android entonces deberás realizar antes estos pasos. Retira la tarjeta de memoria externa en donde se encuentran tus fotos, videos, música y datos personales, en realidad no debería afectar esta parte de tu móvil pero es mejor evitar riesgos innecesarios. Apaga el móvil. Si el móvil es modelo Samsung u otro similar hay que presionar conjuntamente las teclas de home y subir volumen, aparecerá un menú con varias opciones. Cuando el móvil es de teclas físicas entonces hay que presionar home con la de realizar una llamada, usualmente es la tecla verde. Las opciones que aparecen en pantalla son REBOOT SYSTEM NOW y WIPE DATA/FACTORY RESET. Primero presiona la segunda opción para borrar todos los datos formateado la memoria del celular, cuando esto termine elige la opción de Reboot para reiniciar el móvil. Por último no vuelvas a cometer el mismo error, crea una cuenta nueva en Google y la registras en el móvil, guarda estos datos en algún lugar que no sea tu Smartphone.
Si alguien se olvida la contraseña o el patrón, una de las opciones para acceder (con versiones anteriores a Android 7.0) es llamar desde otro dispositivo y, mientras dura la llamada, acceder a las opciones o ajustes del mismo quitando el bloqueo por patrón o contraseña. Claro que puede fallar. Entonces hay que volver a intentarlo en forma manual. Pero si se hace varias veces sin éxito, va a llegar un momento que el smartphone o tableta se cansarán de tanta insistencia y pedirán la dirección de correo electrónico y contraseña. O tal vez solicitarán una dirección de correo electrónico alternativa, adonde enviarán los datos de recuperación. E incluso pueden solicitar otro número de móvil, adonde se enviará un código de recuperación. Aquellos que usan un patrón, con Android anterior a Lollipop (5.0), al dibujarlo por quinta vez, el celular preguntará, con un tono muy cordial, como se le preguntaría tal vez a un niño pequeño que efectuó alguna travesura, si se olvidó como era el diseño elegido. Al entrar en esa opción, se ofrecerá entrar al celular con el PIN (4 a 6 números, definidos por el usuario y que sirve para bloquear el inicio del equipo cuando está apagado) o la cuenta de Gmail. El tema es si alguien se olvida del PIN (algo que le puede ocurrir tranquilamente a gente muy estresada o que debe recordar demasiadas claves). En ese caso, al tercer intento el equipo se bloqueará. ¿Ceder a la desesperación? ¿Llamar a los bomberos (desde un fijo, claro)? No. Habrá que recurrir al PUK (Personal Unlocking Key o Clave Personal de Desbloqueo), otra clave que sirve para desbloquear el dispositivo. Este nuevo código lo debe proveer la operadora. Es posible obtenerlo online o solicitar que se envíe a otro número de línea por SMS. La opción Smart Lock de Google realiza un bloqueo y desbloqueo automático. Para eso es necesario configurarlo previamente, desde la sección Ajustes, luego Seguridad y Bloqueo de Pantalla. Al activarlo, bloquea al equipo cuando no se lo lleva encima, y además se le puede indicar que se desbloquee al conectar un dispositivo vía Bluetooth, en algún sitio de confianza (en casa, por ejemplo), a través del reconocimiento facial o la detección de uso por el propietario, que usa el acelerómetro para saber que el dispositivo se está llevando de un lado a otro. También ofrece la opción de hacerlo por voz, mediante el comando “Ok Google”. Apps al rescate Con la app oficial de Google Android Device Manager es posible cambiar la contraseña de bloqueo de pantalla de un dispositivo Android desde algún otro si se la olvidó. Es una buena forma, además, de bloquearlo si el equipo quedó en casa (para que nadie lo revise) o si fue robado. Obviamente, es necesario que ambos dispositivos estén configurados con la misma cuenta de Gmail. En la pantalla de la app aparecerán los equipos configurados con esa cuenta. Es cuestión de seleccionar el equipo bloqueado, elegir una nueva clave temporaria que servirá tanto para bloquear el dispositivo como para desbloquearlo en caso de haberse olvidado la clave. Una vez que se cambia, hay que acordarse de dar de baja a esa clave temporaria. Otra app, un poco más extrema, es Droid Unlatch que genera una clave especial, de 6 números, para el caso de que se haya sufrido amnesia (o un golpe fuerte) y no se recuerde ni el patrón, PIN o la contraseña. Claro, cómo alguien se va a acordar de una clave de seis dígitos si se olvidó de cosas más simples. En realidad, lo que hace la app es enviar un SMS o un correo electrónico (que se debe definir previamente) con el código. Último recurso Existe una última opción antes de estrellar el dispositivo contra el suelo desde un séptimo u octavo piso. Si todo lo anterior falla, es posible resetearlo a modo de fábrica, de acuerdo a como se explica en el manual (difiere entre distintos celulares). Pero este hard reset actúa como un tsunami, llevándose todo lo que hay por delante: archivos, fotos, videos, contactos, etc, a menos que estén cargados en la tarjeta de memoria SD, la que se debe remover antes de hacer esta operación. Por eso es conveniente tener activada la opción de copia de seguridad, que enviará todos los archivos hacia Google Drive, la aplicación que permite trabajar con archivos en la nube. Al hacer el hard reset y luego ingresar de nuevo los datos de la cuenta de Google, todo debería volver a la normalidad. Operativo liberación Desde que es posible conseguir equipos liberados, es decir no atados a ninguna operadora en particular, hay que prestar atención a la clave o PIN (que no tiene nada que ver con el usado para bloquear la pantalla del celular) y que lo provee la operadora elegida a la hora de poner la tarjeta SIM en funcionamiento. O sea, cuando se activa el equipo. Ahora bien, también puede ocurrir que el usuario haya simplemente cambiado la tarjeta SIM por una nueva (o cuando compra un nuevo equipo) y cuando intenta poner en funcionamiento su equipo (las llamadas fijas), le solicite un PIN (Personal Identification Number o Número de Identificación Personal), que no tiene nada que ver con el PIN que se usa para desbloquear la pantalla del celular. Este código lo tiene que entregar la operadora. Pero se puede estar en un mal día y no introducirlo correctamente. A la primera vez que se le pifia no pasa nada, a la segunda tampoco. Pero a la tercera, se bloqueará el equipo. Allí habrá que recurrir a otro PUK, que también lo provee la operadora. ¿Y qué pasa si se introduce incorrectamente también esta última clave? Como se explicó antes, nadie está exento de errarle a todos los códigos. O tal vez la pantalla táctil no funciona correctamente. Al tercer intento de introducir la PUK en forma incorrecta, la tarjeta SIM se bloqueará. Al décimo intento, será interesante no solo empezar a pensar en pedir turno con un psicólogo, sino también con la operadora, porque la tarjeta SIM en cuestión ya no servirá más. Deja un comentario con tus opiniones.