En las últimas prácticas xeneize, se pudo apreciar un aparato que ayuda al equipo del Vasco Arruabarrena en los entrenamientos.

La tecnología y el fútbol transitan por el mismo camino desde hace muchos años. Por eso, con el paso del tiempo, nuevas herramientas se ponen a disposición de los equipos para perfeccionar los entrenamientos.

Boca es uno de los precursores en el fútbol argentino. Ayer, en un práctica bajo la lluvia, se pudo conocer el novedoso “juguete” que sumó el cuerpo técnico del Vasco Arruabarrena: el autopase.

A la vista, es un aparato simple, con forma de semicírculo y con dos aperturas para que la pelota ingrese por un lado y, sólo con la fuerza que se le aplicó al patearla, salga por el otro.

Se trata de una herramienta que los clubes europeos ya utilizan. Está claro: Osvaldo no es la única novedad que llegó desde Europa a Boca.