El departamento de Bromatología de la Municipalidad de Esquel, informa que el Ministerio de Salud de la Nación, lanzó una alerta por brotes de triquinosis que afectan hasta el momento 310 personas.

Si bien los casos tienen un origen distante a nuestra ciudad, cabe resaltar que esta enfermedad es incurable en su etapa de enquistamiento y que se adquiere a partir del consumo de animales enfermos y sin los controles correspondientes.

Es por ello que debemos evitar el consumo de chacinados que no estén debidamente rotulados y/o que sean vendidos de manera ambulante, como así también el consumo de cerdos que no estén debidamente sellados, indicando el correspondiente control Veterinario.

El citado Ministerio publica, además, las medidas de prevención y control de la enfermedad:

Los consumidores:

Consumir carne de cerdo y derivados frescos bien cocidos hasta que desaparezca el color rosado (temperatura interna: 71oC).

Tener en cuenta que salar o ahumar la carne no es suficiente para matar al parásito.

Adquirir los productos derivados, chacinados y embutidos (como jamón, panceta, longaniza, chorizos), solamente en comercios habilitados. Verificar en la etiqueta que hayan sido elaborados por empresas autorizadas donde especifique marca, identificación del lote, fecha de elaboración y vencimiento, 6 identificación del establecimiento elaborador y registro ante la autoridad sanitaria. La venta callejera de estos alimentos está prohibida.

Productos de la caza: es importante que las carnes destinadas al consumo particular del cazador sean sometidas a una inspección veterinaria post mortem y en especial que muestras del diafragma, músculos de la lengua o maseteros del animal sean enviadas al laboratorio para la realización de la técnica de digestión artificial.

Es importante remarcar que la comercialización de carne o sus derivados provenientes de establecimientos no autorizados está totalmente prohibida.

En zonas rurales y criaderos:

Respetar las normas establecidas por los servicios veterinarios para la cría de cerdos.

Todos los establecimientos que críen cerdos (en pequeña o gran escala) deben poseer su RENSPA, que es el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios otorgado por el SENASA.

Los cerdos deben ser criados en instalaciones adecuadas sin presencia de roedores y deben ser bien alimentados. Debe evitarse alimentarlos con basura, desperdicios de mataderos y/o residuos de casas de comida/ restaurantes, ya que en ellos puede haber restos de alimentos contaminados con el parásito.

Correcta disposición de los alimentos para los cerdos (condiciones de almacenamiento, condiciones edilicias del depósito de alimento), especialmente las medidas tendientes a prevenir la infestación de roedores y animales silvestres.

Al realizar la faena de un animal (cerdo, jabalí o puma), incluso si se realiza de manera doméstica, es importante consultar al veterinario y pedir el análisis de una muestra de diafragma (entraña) de cada res a fin de confirmar la ausencia del parásito que provoca la triquinosis a través de la técnica de digestión artificial.

Si se encuentra el parásito en un animal, es necesario eliminar la res completa.