Este fin de semana, la justicia argentina concedió el arresto domiciliario al comunero mapuche Facundo Jones Huala.

Cabe recordar que se está a la espera de la decisión del Tribunal Supremo trasandino respecto de su extradición para que responda ante la justicia chilena por el ataque incendiario al Fundo Pisu Pusué, ocurrido en la Región de Los Ríos en 2013.

Jones Huala cumplirá con la medida en la vivienda de su abuela, en la localidad de Esquel.

El detenido en jukio de 2017 en la provincia de Chubut, deberá usar a tiempo completo un GPS que permita su localización. Podrá recibir cuatro visitas diarias de forma simultánea, pero deben ser visadas previamente por el Servicio Penitenciario Federal.

Tal como se informó desde la citada publicación, la medida fue adoptada por la Sala II de la Cámara de Casación Penal, a pesar de la oposición que mostró Gustavo Villanueva, juez federal que ha fijado las nuevas pautas de conducta a seguir por Jones bajo la supervisión de la Dirección Nacional de Readaptación Social del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.