Cristina imputada por lavado de dinero
La medida del fiscal Marijuan también alcanzó a Julio De Vido, Juan Carlos Fábrega, Carlos Wagner y Ernesto Clarens. Se dio tras la declaración de Fariña.
En medio del sacudón judicial de los últimos días, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el exministro de Planificación Federal, Julio De Vido, fueron imputados ayer en el marco de la causa que investiga el presunto lavado de activos a través de la financiera SGI, establecida en un departamento de Puerto Madero y conocida como La Rosadita. La decisión de imputar a la expresidenta fue del fiscal Guillermo Marijuan, quien también imputó al expresidente del Banco Nación Juan Carlos Fábrega, al empresario de la construcción Carlos Wagner y al financista Ernesto Clarens, en el marco de la causa por presunto lavado de activos por la que está preso. Marijuan hizo una ampliatoria del requerimiento de investigación en la causa mientras se desarrollaba el viernes la ampliación de indagatoria de otro procesado, Leonardo Fariña, quien fue incluido en el “Programa de protección” de testigos e imputados del Ministerio de Justicia de la Nación. Casanello pidió informes sobre las operaciones de compra-venta de dólares de Lázaro Báez y de su hijo Martín y extraerá copia de los dichos de Fariña para enviarlos a otros juzgados que investigan irregularidades en la adjudicación de obra pública, como el de Julián Ercolini, explicaron fuentes del caso. En el extranjero Además, no se descarta el envío de exhortos al exterior y la eventual realización de algún viaje para corroborar dichos de Fariña, quien declaró como acusado, sin prestar juramento de verdad. Además, y pese al secreto de sumario, trascendió que se ordenaron allanamientos en el Chaco, a la empresa Sucesiones Adelmo Biancalani, que estaría vinculada al empresario Lázaro Báez. También se registraron ayer allanamientos en Río Gallegos y otros lugares de Santa Cruz, todos en el marco de secreto de sumario. Fariña reveló en el juzgado información sobre hechos que dijo haber presenciado y otros referidos a la manera en que se direccionaba la adjudicación de obra pública en el kirchnerismo. En lo referido a las maniobras de lavado de dinero, el imputado como “valijero” en la causa apuntó, principalmente, a Lázaro Báez y a su hijo Martín. Según dijo, las maniobras comenzaron principalmente luego de la muerte del expresidente de la Nación Néstor Kirchner, incluida la fuga de capitales. Fariña explicó con detalles concretos la metodología de fuga de capitales al exterior y dijo que, por lo que él siempre supo, el vínculo era entre Lázaro Báez y Néstor Kirchner, por la amistad que los unía. Con relación a esto, habló de la adjudicación de obra pública en beneficio de Báez y dijo que la relación no fue la misma con el Gobierno luego del fallecimiento del expresidente, momento en el que ubicó la mayor cantidad de maniobras de fuga de capitales. El empresario santacruceño Báez y su contador Daniel Pérez Gadín están presos por orden de Casanello y la Cámara Federal resolverá si los excarcela. El juez tiene que resolver las situaciones procesales de ambos, además de la de Martín Báez, quien está en libertad y ayer dijo que está dispuesto a volver a hablar con la Justicia, y otros indagados la semana pasada, como Fabián Rossi. En el Calafate Cristina Fernández conoció de su imputación en su casa de Calafate (Santa Cruz), con su custodia. Había viajado hace dos días desde Río Gallegos, y se alojó en su casa del barrio Chacras, ubicada sobre la calle Los Tehuelches, en donde no se observaron movimientos, salvo los de su custodia, reducida desde que culminó su mandato. Al lado del puente Antuco, una gran arboleda que cubre la vista de la casa principal, de tres plantas, que da la Bahía Redonda, impedía ver mayores movimientos dentro del lugar, en donde la exmandataria recibió la noticia de su imputación, a escasos días de ir a declarar a Buenos Aires el miércoles próximo por otra causa, la que investiga la venta de dólar futuro. Sus seguidores hicieron conocer ayer que Cristina llegará mañana, a las 22, a Buenos Aires, luego de abordar un vuelo de Aerolíneas Argentinas en Río Gallegos. Sus seguidores preparan una marcha para el miércoles al mediodía, cuando Cristina debe declarar en el marco de la causa por la venta de dólar a futuro. Ayer, diputados nacionales y dirigentes del Frente para la Victoria (FPV) sostuvieron que hay “persecución” y “acoso judicial” sobre la expresidenta. El presidente del bloque de diputados del FPV, Héctor Recalde, calificó la decisión de Marijuan como una “persecución” y sobre la posibilidad de que sea pedida su detención dijo: “Hay imputaciones fáciles, con pruebas que no existen”. Recalde manifestó: “Hay un ánimo de revanchismo similar al del golpe del ‘55”, y a su vez afirmó que el Frente para la Victoria “va a concurrir en apoyo a nuestra expresidenta cuando declare”.