Daiana apareció muerta y semidesnuda en una bolsa
Había desaparecido el viernes, luego de salir de su casa para ir a una entrevista de trabajo en Palermo. Llamó a una amiga a las 21 para encontrarse a cenar, pero nunca llegó. Investigan quién se encontró con ella.
La búsqueda desesperada de Daiana García tuvo el peor final. La joven de 19 años, que había desaparecido el viernes cuando fue a una entrevista de trabajo en Palermo, fue encontrada muerta en un terreno bajo las vías, en la ciudad bonaerense de Llavallol. El cuerpo estaba dentro de una bolsa de color blanco, desnudo de la cintura para abajo. Los peritos señalaron que la murió como consecuencia de una asfixia y que en principio no se veían signos de un abuso sexual. Daiana salió de su casa en la calle Juan Agustín García, entre Sánchez y Terrero, de La Paternal, el viernes a las 19. Le había contado a sus amigos que tenía una entrevista en un bar, cerca de Córdoba y Dorrego, pero nadie tenía demasiados datos sobre quién era la persona con la que se iba a encontrar. Luego de la supuesta entrevista, la chica había quedado con una amiga para cenar, pero nunca apareció a la cita. Cuando sus familiares se enteraron que no había ido a cenar con su amiga, se acercaron a la Comisaría 41° de la Policía Federal y radicaron una denuncia, mientras que dieron a conocer el caso ante la prensa para pedir ayuda. El sábado por la mañana, el cadáver de una joven fue encontrado abandonado debajo de un puente de la ruta 4, Camino de Cintura, altura Libres del Sur, al sur del conurbano, a un costado de las vías y cerca de una planta envasadora de gas. La víctima no pudo ser identificada en un primer momento, pero ante la sospecha de los investigadores convocaron a la familia de Daiana. La mamá la reconoció ayer a la mañana, en la Morgue de Lomas de Zamora. El cadáver presentaba “un tatuaje sobre el pubis, una remera blanca y zapatos con plataforma”, ropa coincidente con la que la chica llevaba el día de su desaparición. Se cree fue asesinada en otro lugar y arrojada donde la encontraron. Por eso ahora investigan si hay cámaras de seguridad que podrían haber registrado el momento en que el cadáver fue descartado. La investigación quedó en manos de la jueza María Gabriela Lanz y del fiscal Lucio Herrera, quien ordenó distintas medidas de prueba para poder avanzar en la causa.