De hotel a una cárcel
El viejo hotel de la represa de Futaleufú sería acondicionado para hacer las veces de centro de detención.
Es una idea del ministro de Gobierno, Rafael Williams. Refacciones. Una postal del viejo hotel que los funcionarios quieren refaccionar para lograr más lugar. El ministro de Gobierno, Rafael Williams; el ministro del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, y el juez Jorge Criado, gestionaron en Buenos Aires más cupos para alojar condenados de la provincia en la Unidad Penitenciaria 14 de Esquel. Se entrevistaron con el director general del Servicio Penitenciario Federal, Emilio Blanco, quien les transmitió las complicaciones para otorgar lugares en la cárcel cordillerana. Les propuso adaptar algunas estructuras, y de esa charla surgió la iniciativa de Williams de remodelar y acondicionar el viejo hotel de la Presa Futaleufú, construido hace más de 40 años en época de la obra de la represa, y desde hace varias décadas sin uso. Ese edificio no se construyó con fines turísticos sino como servicio operativo para las necesidades de la gente que trabajó en la obra. “Tenemos los planos y es un lugar ideal por inaccesibilidad y la imposibilidad de fugas con la implementación de un buen control”, explicó Criado por FM Tiempo Esquel. Recalcó que con el arquitecto Ferretti del Poder Judicial, están haciendo un relevamiento de la estructura y “en muy poco tiempo habrá novedades”. Nación aportaría los fondos para la recuperación del hotel y adecuación a las necesidades de un centro de detención. “Sería una solución y se haría innecesaria la construcción de los módulos previstos en Esquel”. Entusiasmado, Criado sostuvo que pareciera que el edificio hubiera sido pensado para el Servicio Penitenciario Provincial. La construcción de los módulos carcelarios en Esquel demandaría 3 años, y la adaptación del hotel de la Presa se ejecutaría en 1 año, explicó el magistrado, insistiendo con que ese centro de detención sustituiría a los mencionados módulos. El hotel primero fue una dependencia nacional, luego se hizo cargo la Municipalidad de Trevelin, y en una de las gestiones del gobernador Mario Das Neves se transfirió a la órbita provincial. Un relevamiento preliminar da cuenta de cierto deterioro de la estructura, y no quedan ni calefactores y sanitarios en los baños de las habitaciones. Las aberturas y el techo también tienen daños propios del pasar de los años. Criado destacó que un centro de detención en zona de la represa Futaleufú permitiría el aislamiento de la población carcelaria de áreas urbanas, con poco margen para la fuga, y se podría contar con personal de control específico. Hoy recorrerá las instalaciones con el intendente de Trevelin, Omar Aleuy, y el arquitecto Ferretti para disponer de más información del lugar, y aseguró que el municipio de Trevelin ve con buenos ojos la idea, y se considera también las fuentes de empleo que significaría, ya que cada 50 detenidos se requiere de 75 personas para su atención y control, más los médicos, enfermeros, personal educativo, etcétera. Además, abriría las puertas a proveedores de alimentos e insumos, entre otro abastecimiento, con un marco de compras centralizadas. El juez y el “Rafa” están interesados en instalar el tema para el debate con las comunidades de Esquel y Trevelin, Provincia y municipios. Por otro lado, aliviaría a las comisarías que alojan a presos condenados, bajo el control de policías que están preparados para otras tareas de seguridad.