Defender los derechos de las empleadas domésticas
A paso firme avanza en Esquel la conformación del sindicato de empleadas domésticas. El sector está integrado por al menos 4 mil mujeres. Regularizar la situación laboral de muchas trabajadoras es uno de los principales objetivos de una comisión en pleno proceso de gestación.
“La idea central es defender los derechos de las empleadas domésticas”, aseguró Juana Saihueque, impulsora de la sindicalización. Dijo que hoy están atendiendo planteos e inquietudes en la sede de la UOCRA.
En diálogo con Diario El Oeste, la referente del barrio Badén explicó que están avanzando en el diseño de un padrón que contenga a todas las trabajadoras del rubro. Se estima que en la comunidad existen más de cuatro mil.
A su vez, dejó en claro que este proyecto nace con la idea primordial de regularizar la situación de las empleadas domésticas en Esquel. “Esperemos que siga todo para adelante por el bienestar de las mujeres”, enfatizó.
Comentó Saihueque que durante la semana reciben a las interesadas en una oficina de la UOCRA y dijo que en principio buscan confeccionar un listado completo para registrar así a todo el personal del sector.
Realidades diferentes
Precisó asimismo que la realidad de las empleadas domésticas en la ciudad es compleja, entendiendo que es necesario encauzar la situación laboral de muchas personas. Una adecuada escala salarial es otra de las deudas pendientes.
Sostuvo además que el oficio en cuestión implica un gran esfuerzo y conlleva no sólo las tareas del hogar sino que también “cuidar criaturas, mandar los chicos a la Escuela y hacer la comida, entre otras cosas”.
Por último, Saihueque convocó a las mujeres que se desempeñan en el rubro para que se acerquen hasta las oficinas de la UOCRA donde “estamos atendiendo a partir de las 16 horas”. Cerró afirmando que “la intención es ayudar a todas las trabajadoras, evacuar dudas y defender los derechos”.