Detengamos la epidemia de diabetes
El 14 de noviembre se recuerda el Día Mundial de la Diabetes. La asociación de nutricionistas, dietistas y licenciados en nutrición de Chubut adhiere a esta campaña promocionando y comunicando mensajes preventivos y de concientización.
El eslogan elegido para la campaña de este año es: “Detengamos la epidemia de diabetes” y es la que pretende involucrar a las comunidades locales para promocionar y diseminar mensajes simples de educación y prevención. Las campañas en general tienen como fin concientizar, reforzar, mostrar la multitud de afectados que tiene en este caso la diabetes y el impacto que esta causa a nivel de salud. Si bien es difícil ofrecer una definición corta y a la vez sencilla de una enfermedad como la diabetes que constituye un conjunto de entidades clínicas, es factible definirla como un trastorno del aprovechamiento de la glucosa (una clase de azúcar) por parte del organismo, causada por una deficiencia en la acción de la insulina, ya sea por déficit en su producción o presencia de factores que se oponen a su acción. Encuesta orientativa En noviembre de 2013, precisamente el 21 de noviembre la Asociación de Nutricionistas del Chubut junto al Dr. Adrián Cormillot en el Centro Cultural de nuestra ciudad, uniéndose como todos los años a la campaña de prevención de diabetes y dentro de este encuadre, “se trabajó en el mensaje de prevención y tuvimos en esa oportunidad, mucha concurrencia; muy buena cantidad de público que nos permitió en el momento realizar una encuesta a los participantes de la charla y extraer datos que nos evidenciaron resultados más o menos interesantes acerca de los factores de riesgo en la población de Comodoro Rivadavia”. “Los resultados obtenidos se graficaron y se compartieron al auditorio en el mismo momento y fue interesante a la vez que alarmante ver los resultados sobre un total de 252 encuestas. Teníamos en el auditorio un 49% de personas con antecedentes génicos de diabetes o sea casi la mitad del auditorio podemos considerar que tenían un factor de riesgo genético y el 77% de las personas que padecían diabetes eran mayores de 50 años. Sólo un 23% de personas con diabetes eran menores de 50 años”, recordó Mirta Alegre desde la Asociación de Nutricionistas del Chubut. Muchas de estas personas sabían su peso, pero, no tenían idea si estaban dentro de un peso saludable o no. Específicamente el 62% del auditorio dudaba si su peso era correcto, el otro 37% tenía una idea de su peso considerándolo adecuado o no, pero tenían evaluado su peso y eso es importante ya que conocer si nuestro peso es adecuado es una de las primeras herramientas a tener en cuenta respecto a la prevención en diabetes, ya que el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo y, otro punto interesante a considerar en el sedentarismo. En este caso el auditorio se encontró un bajo índice de sedentarismo ya que sólo el 33% dijo no realizar actividades físicas, el resto de algún modo expresó interés por las caminatas o el gimnasio o algún deporte recreativo”. Se aclaró al respecto que el sedentarismo no representa en sí un factor de riesgo pero, en caso de obesidad, podría llegar a actuar en combinación con otros factores para potenciar la predisposición ya existente en la persona. Por esta razón se recomienda la actividad física cuando se trabaja en prevención. Factores predisponentes HERENCIA: respecto a la herencia se podría decir que en la cuarta parte de los diabéticos se encuentran ascendientes o descendientes con esta enfermedad. OBESIDAD: la obesidad es un factor de riesgo que en combinación con algún otro factor podría llegar a potenciar la enfermedad. EDAD: si bien es una enfermedad que no respeta edades es más frecuente entre los cuarenta y sesenta años, y es tanto más grave cuando más joven es el que la padece. SEDENTARISMO: el sedentarismo ni siquiera representa un factor de riesgo en sí, pero como en el caso de la obesidad podría llegar a actuar en combinación con otros factores para potenciar la predisposición ya existente en la persona. Por esta razón se recomienda la actividad física cuando se trabaja en prevención. El tratamiento integral de la diabetes abarca diferentes aspectos cada uno de los cuales no puede reemplazar a los otros para poder cumplir con los objetivos detallados. Un tratamiento debe contemplar: