Detienen con un arma de guerra al primo de Jones Huala
Fue en un control policial en la provincia de Neuquén. Es familiar del mapuche que podría ser extraditado a Chile, acusado de atentados.
Este fin de semana fueron detenidos en la provincia de Neuquén un grupo de mapuches portando un arma de guerra. Uno de ellos es primo del lonko Facundo Jones Huala detenido en la Unidad 14 de Esquel a la espera del trámite de extradición. La policía demoró a Sebastián Emilio Jones (32), Lucas Arizmendi (32) y a Ricardo Guaiquipi (38) en un control de rutina. Jones es familiar del lonko fundador de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), organización radicalizada a la que se le adjudican más de 80 atentados en la Patagonia. También es el militante que resultó herido en la mandíbula por un perdigón de goma, disparado por Gendarmería Nacional en un operativo del 11 de enero de 2017 en el territorio ocupado de Cushamen. Es el mismo predio en el que murió Santiago Maldonado el 1 agosto de ese año. Los efectivos del Puesto Limay descubrieron que el grupo guardaba en uno de los asientos traseros de su vehículo un arma de grueso calibre y provista de mira telescópica. El rifle no tenía su debido permiso de portación. Los tres argumentaron que la utilizaban para cazar. Sin embargo, tampoco poseían la autorización correspondiente para esta actividad. Los mapuches quedaron detenidos aunque se esperaba su liberación en las próximas horas. Según trascendió al menos uno de ellos además habría participado en la quema de neumáticos y desordenes que se desarrollaron a fines de julio de 2017, por lo que conservaba un pedido de paradero por parte de la Justicia Federal. Estas agresiones ocurrieron en el Juzgado de Bariloche durante un violento reclamo indígena por la liberación del lonko Jones Huala que terminó con nueve detenidos y destrozos en calle y edificios oficiales. Esta no es la primera ocasión en que grupos cercanos a Jones Hula y su organización quedan vinculados a la portación de armas de guerra. El 3 de diciembre de 2016 apareció herido en la ruta, afuera de la entrada a Cushamen, el militante mapuche Rubén Curricoy. El hombre tenían tres perdigones de escopeta en las piernas. Permaneció sangrando durante varias horas hasta que efectivos policiales de Chubut lo rescataron. El referente que también es un conocido poeta de la zona no quiso hacer ninguna denuncia. Se estima que la agresión ocurrió por que Curricoy reclamó una porción de las 1200 hectáreas ocupadas ilegalmente por Jones Huala y un grupo de militantes en marzo de 2015 a la familia Benetton. El 18 de septiembre de 2017 se dio a conocer que uno de los guías de la policía de Río Negro había encontrado el 5 de agosto en Cushamen munición sin utilizar 9mm y un fusil Fal durante la primera inspección que hizo allí la Justicia Federal. La presencia de esta munición no fue investigada finalmente. En su informe elevado por el grupo Albatros de Prefectura Naval sobre los hechos acontecidos el 25 de noviembre pasado en Mascardi, el operativo de seguridad en el marco del cual murió Rafael Nahuel, los efectivos aseguraron que fueron atacados con munición de alta potencia coincidente con la de rifles Fal. Fuente: Clarin