Difunden tips para limpiar un auto cubierto con cenizas
Más allá de los trastornos que este fenómeno pueda ocasionar en la salud de la población, la caída de cenizas también afectará a los autos, y en las últimas horas dieron a conocer diez maniobras para librarlos del elemento.
Bariloche, San Martín de los Andes, Villa La Angostura y buena parte de la Patagonia fueron sorprendidas anoche por la lluvia de cenizas proveniente del volcán chileno Calbuco. Las últimas experiencias europeas con la erupción de volcanes en Islandia y Escandinavia obligaron a los expertos en mantenimiento automotor a analizar este nuevo fenómeno. Así, el especialista británico en cosmética automotriz Autoglym desarrolló un decálogo para remover la ceniza sin afectar la pintura del auto ni otros componentes. Paul Caller, CEO de Autoglym, declaró: “Las partículas de cenizas son sustancialmente más grandes, pesadas y abrasivas que las del polvo común. Una remoción inadecuada de esta sustancia depositada sobre los vehículos puede ocasionar daños muy costosos de reparar”. Antes de transcribir los consejos, conviene recordar que la ceniza volcánica está compuesta por partículas microscópicas de roca, lava petrificada y vidrio, con una alta probabilidad de contener azufre. Se trata de una combinación muy ácida y abrasiva tanto para la pintura, la chapa, los vidrios, los plásticos y gomas de un auto. 1. Con una aspiradora remover la mayor cantidad posible de cenizas. Utilizá barbijos y protección para los ojos. 2. Con agua limpia (se recomienda cuidar el agua potable) remover las partículas depositadas sobre la superficie del vehículo. 3. Lavar la carrocería con un shampoo con pH neutro, para neutralizar los componentes ácidos y sulfurosos de las cenizas. 4. No usar baldes para enjuagar los trapos y cepillos con los que se lavará el auto, para evitar que las partículas de cenizas se depositen en el agua y vuelvan a impregnar los elementos de limpieza. 5. Limpiar con una esponja suave, manteniendo la carrocería siempre mojada. De esta manera, la pintura del auto permanecerá lubricada y se reducirán los riesgos de producir rayones. 6. Prestar especial atención a la limpieza de las escobillas limpiaparabrisas. Si permanece alguna partícula de ceniza sobre ellos podría causar rayones en el vidrio al accionarlos. 7. Secar el auto con trapos de microfibra de buena calidad o de cuero sintético. 8. Si es necesario, aplicar ceras o cremas pulidoras para brindarle a la carrocería una protección más fuerte y durable. Esto ayudará también a establecer una barrera contra los componentes ácidos de nuevas lluvias de cenizas. 9. Repasar neumáticos y burletes con productos especiales para el tratamiento de gomas. 10. Protegé el auto hasta que cese la caída de cenizas ya que las partículas pueden afectar al motor. Revisar el estado de los filtros de aire y habitáculo. Evitar limpiarlos de manera casera y reemplazalos con mayor frecuencia. Respetar las indicaciones de las autoridades y evitá desplazamientos innecesarios con el auto.