Diputado Cisneros denunció a vecino “antiminero” por “amenaza de muerte”
El diputado del Frente para la Victoria (FpV), Javier Cisneros, radicó ayer en la Seccional Primera de Policía una denuncia por “amenaza”. Acusó a un vecino “antiminero” de apellido Ojeda que lo había agredido a fines del pasado año.
Minutos antes de las 10 horas, y con gran preocupación, el legislador chubutense ingresó rápidamente a la Comisaría Primera de nuestra localidad para hacer efectiva una denuncia por amenazas.
Al salir de la dependencia policial, Cisneros fue abordado por la prensa local y sostuvo que “esta clase de cuestiones lastiman a la sociedad” en su conjunto. Contó que el sindicado, Ojeda de apellido, “es la segunda vez que me agrede”.
Insultos, agresiones y empujones
Relató que mientras se encontraba en la puerta de la Cooperativa “16 de Octubre”, el citado vecino profirió una serie de “insultos, agresiones y empujones”. Dejó en claro que bajo ningún concepto permitirá acciones de esta naturaleza.
“Todo esto motiva la denuncia por amenaza de muerte”, expresó el diputado y pidió a su vez que el “lamentable” hecho “no quede impune”. Reveló además que el acusado se reconoce como “antiminero”.
Según comentó, le habría gritado “corrupto” y otros “insultos irreproducibles”. Recalcó que “aspira a vivir pacíficamente en una ciudad donde soy originario”, pero advirtió que no tolerará esta clase de agravios. “Me voy a defender a través de los recursos correspondientes”, lanzó.
Reconoció Cisneros que a partir de la famosa cesión del 25 de noviembre en la Legislatura Provincial viene sufriendo distinta clase de actos violentos. “No sólo yo sino que otros diputados, tanto en Rawson como en la ciudad de Esquel”, realzó.
“No me arrepiento”
Sobre aquella polémica jornada donde se modificó la “Iniciativa Popular” firmada por 13 mil vecinos, el diputado del FpV sostuvo que “no me arrepiento absolutamente de nada” y subrayó que su voto fue “a conciencia”.
Señaló que no levantó la mano a favor de las empresas mineras, por el contrario admitió fue para que la ciudadanía tenga la última palabra, “por sí o por no, nada más”. A lo que agregó: “No he hecho nada malo en esta circunstancia”.
“Nosotros aprobamos el proyecto en base a lo que está establecido en la constitución y como mandan las leyes. No hemos hecho otra cosa”, enfatizó. También dejó en claro que no conoce ni tuvo contactos con empresarios mineros.
En contra de la megaminería
Cisneros reafirmó finalmente su posicionamiento “en contra de la megaminería”. Sin embargo, advirtió que “no voy a permitir que se prohiba a la gente manifestar con su voto por sí o por no. Es lo que hice y lo voy a sostener siempre”.
Fuente: El Oeste