Pero no hubo acuerdo y el paro continuará hasta el lunes.

Con fuertes protestas en Fontana 50 terminó la primera reunión paritaria entre el Gobierno provincial y los docentes. El gobernador Mariano Arcioni se presentó a dialogar con los gremios en el cierre del encuentro paritario que se desarrolló en medio de fuertes tensiones.

Se comprometió a no descontar los días de paro si los docentes aceptaban la propuesta del Gobierno. El Gobierno ofertó elevar a 3000 pesos el adicional que vienen cobrando y luego propuso incorporar parte de esa suma al básico. Los gremios se plantaron con el reclamo de un básico de 12.000 pesos. Consideraron «una burla» y «extorsiva» la propuesta del Gobierno y ratificaron que seguirán de paro durante toda esta semana hasta el lunes inclusive.

Sostienen que con la «mejora» el básico pasaría de 8.426 a 8.626 pesos. Volverán a reunirse el próximo lunes. Un grupo de manifestantes anoche bloqueaba los ingresos a Casa de Gobierno y también se manifestaban con una Bandera Argentina afuera de la Residencia del Gobernador.

Arengaban para continuar con el plan de lucha y clamaban por una «toma pacífica». Al cierre de esta edición, las dos salidas de Fontana 50 permanecían bloqueadas y los funcionarios no podían cruzar las puertas sin eludir a los manifestantes. Llegaban al lugar fuerzas policiales. Al finalizar el encuentro, pasadas las 21 horas, el dirigente de la Atech, Santiago Goodman, reunió a los docentes en la carpa de la unidad sindical, cerca de Fontana 50, y anunció formalmente la continuidad de las medidas de fuerza.

OFERTAS Y RECHAZOS

La paritaria comenzó a las 11 horas en la Secretaría de Trabajo en Rawson. La propuesta del Gobierno consistió en transformar la suma del bono de 1500 pesos en 3000 pesos remunerativas no bonificables para todos los docentes a partir de julio y pidió que levanten las medidas de fuerza. Si bien los gremios quedaron en llevar la propuesta a las bases, adelantaron que rechazarán esta suma al considerala insuficiente y ratificaron el paro.

Los sindicatos pusieron sobre la mesa un pedido de llevar el básico a 12.000 pesos, para compensar la pérdida del valor adquisitivo del salario que vienen arrastrando desde el 2016. El último aumento fue otorgado a mediados del año pasado y también había quedado pendiente una recomposición salarial en octubre.

Además, los docentes plantearon terminar con el pago escalonado de los sueldos, pero desde el Gobierno replicaron que no había otra manera de afrontar con estas obligaciones y adelantaron que descontaría los días de paro. Luego de un cuarto intermedio, la paritaria se reanudó a las 18 horas en Casa de Gobierno.

El Gobierno mejoró la oferta y propuso incorporar una parte del bono ofertado al básico, que traducido en números serían 1.500 pesos en julio, agosto, septiembre y octubre. Mientras que en noviembre el bono sería 1.300 pesos y los 200 pesos restantes irían al básico.