Mariano Arcioni insistió en la necesidad de conformar un “bloque patagónico” para hacerle frente a la medida que, entre otras cosas, elimina los beneficios para ese área. También adelantó que presentará un recurso de amparo en su contra.

Luego de que el viernes 27 de julio, se oficializaran los cambios en el régimen de asignaciones familiares que, entre otras cosas, elimina el beneficio por “zona desfavorable” a las provincias patagónicas, el gobernador de Chubut Mariano Arcioni arremetió contra la medida.

Así como reaccionaron el diputado nacional Felipe Solá y el dirigente radical Ricardo Alfonsín, entre muchos otros, el mandatario provincial criticó fuertemente la iniciativa que representa un recorte superior al 50% y adelantó que presentará un recurso de amparo en su contra.

“Perder el beneficio como ‘zona desfavorable’ es resignar un derecho histórico adquirido por todos los habitantes de esta región donde claramente los costos de vida son más elevados y desde el Gobierno central, algunos, se proponen no reconocer”, expresó Arcioni a la prensa local.

“De esto hablábamos cuando sosteníamos que era necesaria e imperiosa la conformación de un bloque patagónico”, añadió, asegurando que servirá para “defender los intereses (de la región), para que no haya recortes que afecten directamente a los trabajadores de las provincias patagónicas”.

En este sentido, el sucesor de Mario Das Neves impulsó la formación de una alianza que frene este tipo de medidas: “Claramente hay intereses comunes y algunos entendemos que hay que defenderlos en conjunto. El individualismo y las mezquindades nos debilitan frente a esta clase de atropellos”, señaló.

Fue a través de la red social Twitter que Arcioni anticipó que el próximo lunes 30 de julio presentarán “un recurso de amparo contra la rebaja a la asignaciones familiares”.