El Gobernador no tomará ninguna decisión que perjudique a Trevelin
Ya tiene cierta resistencia de esa comunidad el proyecto de utilizar la estructura del ex hotel de la Presa para transformarlo en una cárcel.
La idea hecha pública por el Ministro de Gobierno, Rafael Williams, que es la de convertir la estructura del viejo hotel de la Presa en un ámbito carcelario de nivel provincial, llevó a los colegas de Canal 4 a consultar al Intendente de Trevelin, Omar Aleuy quien, entre otras cosas, opinó: “ La noticia nos tomó por sorpresa, pero será un tema que nos tendrá presentes en la mesa de discusión, más allá que no debemos tomar esto tan a la tremenda porque se trata de un proyecto que están charlando. Y nosotros no estaremos ausentes en la reunión”. También, afirmó: “El Gobernador no tomará ninguna decisión que perjudique a Trevelin”. Aluey, también consideró que se tendrá que discutir luego el lugar donde deben construirse los módulos carcelarios y a título de mensaje a la población, fue reiterativo al decir: “Los vecinos deben quedarse tranquilos porque el Gobernador no tomará una decisión que perjudique a Trevelin en nada”. Finalmente, expresó: “El tema está para debatirse; de mi parte tomaré la decisión que me marque el vecino”. Para el Juez Criado es una buena alternativa Sobre la cuestión que ya comenzó a debatirse, hizo públicas declaraciones el Juez Penal Dr. Jorge Criado, magistrado que desde tiempo viene manteniendo diferentes reuniones ante la preocupación de la falta de lugares de detención adecuados. Cuando surgió esta propuesta, hizo una visita a la instalaciones del ex hotel, tomando fotografías y considerando al lugar adecuado para una Alcaidía provincial. En este contexto, recordó que el Estado Provincial, dictó un decreto determinando la “emergencia carcelaria”. PROYECTO ¿El viejo hotel de la Presa se convertirá en una cárcel? Lo plnteó el Ministro de Gobierno, Rafael Williams, al referirse al proyecto a evaluarse. En la mañana del viernes, el Ministro de Gobierno de la Provincia, Rafael Williams, respondió a una inquietud de los colegas de Radio Nacional fundamentada en una publicación en un medio de la Costa donde se adelantó que hay gestiones para transformar en una Unidad Carcelaria Provincial, al viejo Hotel de la Presa Futaleufú. Al respecto, Williams, comentó: “Cuando estuvimos en Buenos Aires viendo la posibilidad de nuevos módulos carcelarios en charla con autoridades del Servicio Penitenciario, surgió la realidad del sistema carcelario, tanto nacional como provincial. Y en este contexto nos dijeron que si teníamos algo para adecuar o adaptar podría Nación estar dispuesta a aportar recursos”. “Y ahí surgió esta idea con  el objetivo de instalarla y que se genere un debate, que opinen los Intendentes y que luego pueda haber una definición”, aclaró Williams, más allá de confirmar haberle informado el tema al Gobernador Mario Das Neves. “Una necesidad tremenda” Más adelante, consideró: “Hay una necesidad tremenda de contar con lugares de detención porque tenemos condenados, procesados, contraventores y otro tipo de detenidos en los mismos ámbitos”, en clara referencia a las comisarías, afirmando: “Se han construido módulos carcelarios pero seguimos en la misma problemática porque no son suficientes. Y la realidad es que hay que crear un Servicio Penitenciario Provincial o encontrarle la vuelta para que la policía no sea más la que custodie a los detenidos procesados o condenados y que los ámbitos sean los específicos y adecuados para esto porque hoy tenemos hacinamiento; gente con prisión domiciliaria; condenados, procesados y contraventores juntos con los problemas que esto conlleva”. “La sociedad demanda mayor seguridad” Finalmente, recordando el surgimiento de esta idea, dijo: “Este hotel se dejó de utilizar entre el 75 y el 80, más su tiempo de utilización lo que hace que se trata de una construcción de casi 50 años, con una estructura resistente que puede ser utilizada, pero se debe hacer una evaluación económica para luego analizar la real posibilidad de concreción porque además -dijo- debemos ingeniarnos para resolver cosas que no están resueltas y sobre todo porque la sociedad demanda mayor seguridad, como gente detenido lo que obliga a considerar todas las posibilidades”.