El Gobierno festejó como una victoria electoral
El fracaso del acuerdo nacional con Chubut Somos Todos. Un festejo lógico teniendo en cuenta que de haberse concretado podría haberse convertido en un problema serio para el oficialismo de cara a las elecciones que se vienen.
Pero pasados esos días de euforia, los máximos referentes del Frente para la Victoria local se reunieron en Trelew para rearmar la estrategia y además, avanzar en las candidaturas que deberán ser presentadas antes de la medianoche del sábado que viene. Dicen que fue una reunión tranquila que insumió mucho tiempo en el análisis y hasta las bromas respecto al fallido acuerdo dasnevista. Uno de los más eufóricos era el diputado provincial “Pirincho” Sotomayor, quien no paró de hacer chistes sentado en la cabecera de la larga mesa. Pero cuando llegó el momento de las definiciones surgió el viceintendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, quien con firmeza planteó que desde su ciudad la precandidatura de Néstor Di Pierro a la senaduría no era motivo de ninguna negociación. Y agregó que “si es necesario vamos a las Paso con Mario Pais”. Después habló Di Pierro, quien le bajó un poco el tono a las duras aseveraciones de su compañero de gestión en la petrolera pero reivindicó su derecho a “pelear por un cargo” aunque también aclaró que “eso no lo desvela”. Los comentarios posteriores de los referentes apuntaban a definir la situación planteada. De todas maneras, ya se sabe que será la presidenta de la Nación quien en su carácter de “caudilla” del movimiento será la que definirá esta semana las candidaturas nacionales que irán en la boleta del gobernador Martín Buzzi. Si bien los dirigentes chubutenses irán con una propuesta concreta, Cristina Kirchner tendrá el poder de veto al igual que lo tuvo con el frustrado acuerdo con Chubut Somos Todos. Esa será la última palabra y no habrá más. La dirigencia volverá a Chubut con los deseos de Cristina hechos realidad y por eso hoy por hoy nadie tiene un puesto asegurado al menos, en las categorías nacionales. Viaje de Buzzi Con la premisa de acordar todo lo referente a los viajes tanto de Daniel Scioli como de la presidenta de la Nación a nuestra provincia, el gobernador Martín Buzzi viajará esta semana a Capital Federal. Será un viaje relámpago. Quienes manejan buena información en los pasillos de la Casa de Gobierno en Rawson aseguran que fortalecido por su incidencia en la decisión presidencial respecto a la desarticulación del acuerdo con el dasnevismo, Buzzi aprovechará esa injerencia que comenzó a tener a nivel nacional para aportar su opinión respecto a las candidaturas nacionales ante los arquitectos de la campaña a nivel nacional y por qué no, también ante la presidenta. Quienes rodean a Buzzi hacen una lectura sencilla: “Si pudo influir respecto a algo tan pesado como lo era un acuerdo con el principal rival en las elecciones, también podría hacerlo respecto a las candidaturas”. Una definición para nada equivocada. Se sabe que el gobernador tiene sus preferencias. Y sabe lo que quiere en sus listas porque en definitiva irán en su misma boleta. También sabe del cariño especial que la presidenta Cristina Kirchner tiene hacia Néstor Di Pierro, sobre todo por la gran amistad que lo unió al fallecido expresidente Néstor Kirchner. Y eso podría pesar y mucho a la hora de las definiciones. Aunque cuando tiene que tomar decisiones, Cristina deja de lado los afectos, este sería para ella un caso especial. Recuerdan que muchas veces en sus discursos en Chubut lo llamó cariñosamente “El Tano” lo que da una pauta de lo que el comodorense significa para Cristina. Hay que decir que Mario Pais era número puesto porque no tenía a nadie enfrente. Pero ahora le surgió alguien con una extensa militancia dentro del peronismo, considerado un verdadero “peso pesado” de la política local y a los que todos quisieran tener a su lado. En la reunión del viernes, las palabras de Linares fueron contundentes aunque ya se sabía que desde Comodoro se iba a plantear la precandidatura del actual intendente, quien por otra parte devolvió atenciones asegurando que el único que puede garantizar un triunfo en Comodoro Rivadavia es Linares. Buzzi viaja a Buenos Aires con toda la información y con la anticipación de las listas que le llevarán a Cristina. El gobernador demostró ser hábil para las negociaciones y lo va a aprovechar. No quiere inconvenientes de último momento ni tampoco circunstancias que hagan ruido dentro del armado de su proyecto político. Por eso, su visita a Capital Federal será clave. Sobre todo también en el tema de los diputados nacionales. Buzzi lleva en su lista a Santiago Igón, el referente de La Cámpora en Esquel, quien está a cargo de la delegación de la ANSES. ¿Le ganará la pulseada a Béliz? Todo parece indicar que sí, que el mercantil quedaría afuera al menos de los cargos nacionales. El armado local Esta columna ya anticipó algunos nombres que el gobernador tiene en la cabeza para el armado de la lista de diputados provinciales, uno de los temas más problemáticos a resolver por los candidatos a gobernador. La ministra Gabriela Dofour tiene un lugar asegurado en los primeros puestos. También lo tendría Alfredo Di Filippo, el influyente dirigente de Rawson. Con esa incorporación, Buzzi cerraría de la mejor manera su acuerdo con la actual intendenta y candidata a la reelección, la ascendente Rossana Artero. Si hay acuerdo con Linares en Comodoro Rivadavia, el ministro de Gobierno y hombre de total confianza del gobernador, Javier Touriñán, podría hasta ser quien encabece la lista. Argentina “Ika” Martínez pelea también por ese lugar pero el gobernador la conformaría colocándola entre los primeros. Juan Carlos Fita es otra figura política que Buzzi quiere en su lista. Y en las últimas horas se agregó un nombre que, si bien tiene mucho protagonismo en las negociaciones políticas, no figuraba en los planes de nadie: el apoderado del partido y jefe de campaña, Blas Meza Evans. Dicen que tanto Buzzi como otros importantes referentes (como Carlos Eliceche, por ejemplo) lo quieren en la lista y en algún lugar de privilegio. Y exhiben para ello algunas razones irrebatibles: llegó de la vereda de enfrente tras las complicadas elecciones de 2011 pero enseguida se acopló al proyecto. Y sobre todo, ocupó dos períodos una banca demostrando que es un lugar que le queda bien. Por eso y para defender la gestión, nada mejor que alguien que tenga gimnasia legislativa. Y aseguran que a Blas le sobra. La suerte de Juan Garitano, el actual jefe de gabinete y un dirigente que también supo ganarse la confianza de su líder, está atada a la decisión de Buzzi respecto a quien será su compañero de fórmula. En la reunión del Trelew a un dirigente se le escapó una frase: “La compañera de fórmula se conocerá tal vez el mismo día 20”. O fue un furcio o expresaba lo que se viene: una mujer completando la fórmula del gobernador. Ya se sabe que la tentó a Argentina Martínez pero la dirigente de Trelew se siente más cómoda en la Legislatura como diputada. Algunos dicen que también habló del tema con Rossana Artero pero que la intendenta capitalina prefirió ir por la reelección. Podría ser alguna “tapada” de Esquel o de Trelew. De no ser así, Garitano es número puesto. De lo contrario también tendrá un lugar en la lista de diputados provinciales. Y otro que pisa fuerte es el esquelense “Bulín” Fernández. Un dirigente que fue creciendo a lo largo de los años y hoy es materia de consulta de muchos diputados en la Legislatura Provincial. Siempre la Legislatura La casa de las leyes de Chubut siempre deja algún pedazo de tela para cortar. Aunque esto ya resulte anecdótico se ven muchas caras nuevas entre los empleados. Esto no es sorpresa ya que representa la concreción de un acuerdo entre la presidencia, todos los diputados y la APEL, el gremio que agrupa a los empleados legislativos y que cada vez se hace más fuerte. Esta columna se acercó a la oficina de Recursos Humanos para pedir la lista de las nuevas incorporaciones, la cual es pública y a la que nadie debe temer de mostrar, salvo que hubiera alguna irregularidad. Pero como ocurrió con San Pedro que negó a Jesús antes que el gallo cantara tres veces, a Jornada también le negaron la lista las tres veces que fue a pedirla. “Sabés que pasa, te vas a encontrar con apellidos conocidos dentro de la Legislatura y por eso nadie quiere que la lista de los nuevos empleados se conozca”, dijo un añejo habitante de la casa de las leyes. Hijos, hermanos, primos, sobrinos de diputados e integrantes del la APEL y hasta exsindicalistas formarían parte de los nuevos ingresos lo cual no debe representar ningún secreto. Pero es lo que hay. Y siguiendo con la Legislatura esta semana habrá sesiones. Mañana y el jueves. En los pasillos (la semana pasada más poblados que nunca por los acontecimientos políticos que son de dominio público) se comenta que hay legisladores del Frente para la Victoria que “se mueren” por introducir en la Hora de Preferencia un debate sobre lo que aconteció con el fallido acuerdo de Chubut Somos Todos con el gobierno nacional. Pero hay otros que con cordura, quieren sacar el tema de la agenda legislativa ya que en definitiva es algo de neto corte político del que la gente común es ajena. Es más: se asegura que hubo charlas entre diputados de los distintos bloques para acordar que las sesiones se despojen de estas cuestiones y se desarrollen en el marco de lo que es su función específica. ¿Será mucho pedir?