Se decidió tras una reunión entre Marcos Peña y Rogelio Frigerio con intendentes y legisladores de Cambiemos en Casa Rosada.

El Gobierno nacional dio marcha atrás con la eliminación de los beneficios por zonas en las asignaciones familiares, que había decretado la semana pasada y que afectaba a varias Provincias. La medida quedará suspendida hasta que se presente una nueva propuesta.

De acuerdo a diario Clarín, la decisión fue confirmada por el Ministerio de Trabajo de la Nación y la Anses, luego de que intendentes, legisladores y dirigentes de Cambiemos de las provincias afectadas. En principio, la intención del Gobierno era la de ahorrar $5.000 millones al año, en medio del plan de ajuste.

La medida iba a comenzar a regir en septiembre, pero el Gobierno presentará otra propuesta.

El freno se conoció luego de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y su segundo, Sebastián García de Luca, recibieran en Casa Rosada a funcionarios públicos de Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chubut, Río Negro y La Pampa.

“Lo vamos a revisar y a decidir luego de discutirlo nuevamente. En algunas provincias tiene efecto neutro y en otras pensaremos otros mecanismos”, manifestó un funcionario al término de la reunión.

Del decreto 702/2018 se mantendrá el resto de las modificaciones: el piso del salario para acceder a las asignaciones familiares pasará de $200 a $2.816 y el techo bajará de $94.786 a $83.917 para el ingreso del grupo familiar o de $41.959 de uno de sus integrantes e incluirá las sumas no remunerativas, indicó el diario porteño.

Las modificaciones implementadas sobre las asignaciones familiares iban a provocar que miles de chubutenses de diferentes distritos cobraran entre 24% y 49% menos por hijo a partir de septiembre de este año.

Sin embargo, en otras partes del país las reducciones iban a ser mayores. En Santa Cruz y Tierra del Fuego, por ejemplo, las bajas de las asignaciones habrían trepado hasta el 75%.