El grupo prominero llevó su propuesta a la Legislatura
Asistió un geólogo para explicar los nuevos procedimientos en materia de seguridad minera. En Rawson seguirán escuchando las voces, a favor y en contra.
La Comisión de Medio Ambiente de la Legislatura del Chubut recibió a vecinos que apoyan la minería. Diego Díaz y el geólogo Sergio Kain explicaron desde su perspectiva los beneficios del proyecto Suyaí, el yacimiento en la cordillera que desató el rechazo original de buena parte de la comunidad de esa zona. Díaz y Kain justificaron que el desarrollo de ese yacimiento es a través de un sistema de galerías subterráneas y sin utilizar cianuro, por lo que con las modificaciones realizadas estaría dentro del marco legal provincial. Los escucharon los diputados Alfredo Di Filippo y Gabriela Dufour, del Frente para la Victoria, y Jacqueline Caminoa, de la Alianza Cambiemos. Kain trabajó en los inicios de la exploración en el cordón Esquel, cuyo actual propietario es Minas Argentinas. “Muchas cosas cambiaron porque pasaron más de 10 años de aquel plebiscito y la realidad hoy es otra, hay nuevas tecnologías”, señaló el profesional. “Incluso mucha gente cambió de opinión al menos permitiéndose escuchar a quienes tienen una postura distinta. Yo creo que hoy la posición de la comunidad de Esquel, si se le consultara, sería mayoritariamente a favor de un desarrollo minero con condiciones claras”, señaló. El vocero pro minería tiene expectativas en que la legislación se modifique y por eso acompaña desde su punto de vista técnico al grupo que se ha denominado “Vecinos Promineros” y que reclaman esa actividad extractiva en la provincia para la generación de empleo y la llegada de inversiones. El diputado Di Filippo dijo que aún no tiene ninguna postura sobre el tema minero y que seguirán manteniendo reuniones con todos aquellos que quieran hablar del tema. “Esta comisión ha recibido a intendentes de la comarca, de la meseta, a los anti mineros y hoy a personas que quieren el desarrollo minero. Escuchamos a todos para poder tener una posición”, dijo. Una de las preocupaciones que tienen los diputados y que por eso están escuchando todas las voces, en especial las técnicas, es la de los controles ambientales. Si bien Suyaí no es a cielo abierto, ni con cianuro, es el único que estaría en condiciones de sortear la ley al ser subterránea.