El Municipio queda ordenado, con recursos y fondos para sueldos
Viene una importante renovación con candidatos jóvenes que vienen con buenos equipos de trabajo. Una etapa de nuevos aires, nuevas ideas, y seguramente de concreción de cosas, declaró el intendente Rafael Williams a poco de votar en la Escuela Nº 76.
El mandatario aprovechó el contacto con la prensa para desearle al futuro intendente la mejor de las suertes, comprometiendo apoyo en las semanas de transición. Mañana mismo (por hoy) estaremos trabajando para informarle las cosas pendientes y cosas que le pueda interesar. Vamos a estar acompañando desde donde nos toque. En ese sentido Williams aseguró que deja todo en condiciones, el municipio queda ordenado, con recursos, fondos para sueldos, con una deuda corriente de proveedores normal, con recursos comprometidos en ejecución para obras y otras cosas. Con algunas licitaciones ejecutadas y para iniciar, así que mejor no lo podía dejar, No voy a decir que dejo un municipio extraordinario porque ningún municipio esta en condiciones extraordinarias, salvo Comodoro Rivadavia. El resto de los municipios nos debatimos con recursos escasos, y tratamos de hacerlo de la mejor forma. BALANCE POSITIVO A poco de dejar la intendencia, Williams confió que el balance puedo decir que es positivo de estos 16 años de gestión, la gente dirá definitivamente en la historia que es lo que yo hice y lo que no hice. Tengo mis resúmenes con el estado de situación y al inicio y ahora, y seguramente lo vamos a publicar. Obviamente que el haber sido reelecto en tres oportunidades dice algo de parte de la gente y eso me conforma y me da tranquilidad de que el tiempo en el que estuve lo hice acompañado por la gente. VECINO ORGULLOSO El intendente resaltó que Esquel es una ciudad muy preparada intelectualmente, que se planta ante diferentes situaciones, una ciudad que ha tenido su tranquilidad sabiduría en los momentos más críticos de los que me tocó atravesar como la crisis del 2001 y del 2002, la ceniza volcánica y otras situaciones. Me siento orgulloso de pertenecer a esta comunidad donde se debaten y discuten las cosas. Es una ciudad que educa y que se preocupa por el prójimo, por el turismo y por otras producciones. Es una ciudad que tiene varias líneas de su economía y no depende de una sola actividad económica. Por último, advirtió que en estos 16 años no estoy arrepentido de nada, uno actúa de acuerdo al momento histórico y las circunstancias y después empieza a aprender y evaluar cosas que lo hacen pensar diferente. Pero siempre he tratado de sostener una línea de conducta que me permita estar en buena sintonía con la sociedad. Aunque por supuesto que ha habido momentos de conflictos, y eso es parte de la democracia.