El municipio quiere cobrar el pavimento de una calle que ejecutó Vialidad Provincial
Se trata de 5 cuadras por las cuales el municipio reclama 5 millones de pesos a los vecinos, cuando la ejecutó Vialidad Provincial y los frentistas no deberían costearla.
En Esquel la semana empezó con polémica tras una presentación de los concejales de Chubut Somos Todos, Christian Pasquini y Valeria Saunders, vinculada a la pavimentación de calle Don Bosco, con condimentos que incomodarán al intendente Sergio Ongarato. Pasquini, en FM Tiempo 102.1, dijo que “fue una presentación por mesa de entradas de la Municipalidad, poniéndolo en situación al intendente de una documentación a la que accedimos, que tiene que ver con la calle Don Bosco y lo que entendemos abre una polémica, porque los vecinos no deberían pagar el asfalto que les quiere cobrar la Municipalidad”. En el tapete están 5 cuadras de esa arteria: desde Avenida Fontana a 25 de Mayo, los frentitas sostienen que no deben pagar la obra porque la cuentan como parte del Promeba. Pero los concejales de CST encontraron documentación según la cual los trabajos en esas dos cuadras fueron realizados por Vialidad Provincial a través de un convenio firmado con el municipio, como las tres restantes hasta Mitre. Pasquini explicó que en la búsqueda, dieron con documentación que corrobora que las obras fueron licitadas por el ente vial y los certificados le fueron abonados a la empresa contratada. “Esto significa que los vecinos no le deben nada a la Municipalidad”, afirmó el edil, sugiriendo que en última instancia la deuda sería con Vialidad. Aludió a una ordenanza de 2010, que declaraba de utilidad pública y pago obligatorio la pavimentación de 11 cuadras, incluidas las 5 de calle Don Bosco que ahora están en medio de una polémica. Pero esa norma se basó en la ordenanza general de Obras Públicas de 2009, que indica que es obligatorio el pago del asfalto siempre que se ejecute bajo las pautas que especifica la misma norma. Puntualmente, cuando las tareas las realice el municipio con fondos propios. Las 5 cuadras de Don Bosco habían quedado pendientes y en 2014 la Municipalidad suscribió un convenio con Vialidad, que aportaría los recursos para ala pavimentación. Como ejemplo de esta modalidad Pasquini mencionó la pavimentación de un tramo de la avenida Alvear hasta el puente que comunica con el camino a La Hoya. Los frentistas del sector no debieron pagar. También recordó que el asfaltado que se ejecutó dentro del proyecto del Promeba en distintos barrios tampoco se les facturó a los vecinos, porque no se hizo con dinero del municipio ni del Fondo de Inversión Vial de Esquel. El concejal de la oposición dijo que si el municipio no pone plata, no debe cobrar las obras de pavimento en la ciudad. Por eso hicieron una presentación al intendente Ongarato, más aún cuando hay frentistas de Mitre a 25 de Mayo que están pagando la pavimentación, y otros gestionan un crédito bancario para cancelarlo, mientras de Fontana a 25 de Mayo está en discusión la obra. Le piden al jefe comunal que suspenda de inmediato el cobro a los vecinos, para evitar a futuro juicios que pueden costar muy caros a la comuna. Pasquini señaló que el agravante es que a los beneficiarios del asfalto les cobran a razón de 11 metros de ancho, cuando deben ser 8,5 metros, incluyendo obras complementarias, sumando $ 5.000.000, que es lo que “quiere cobrar la Municipalidad” sin haber puesto un peso. Los ediles de CST ya se cercioraron de que Vialidad Provincial nunca le cedió el cobro del pavimento al municipio. La Municipalidad le exige a cada vecino pagos de entre 20.000 y 120.000 pesos.