La jueza Carina Estefanía quizás haya dado en la tecla cuando aseveró a ­PáginaI12 que “las primeras investigaciones vinculadas a la RAM surgen desde la propia policía chubutense”. “Fue una decisión del Gobierno de Chubut de enmarcar el conflicto de esta manera y trasladarle la responsabilidad al Poder Ejecutivo Nacional”, sostuvo la jueza.

El juicio contra la Pu Lof en Resistencia Cushamen expuso un entramado que combinó las presiones de la Sociedad Rural de Esquel y el uso de policías provinciales y un ex agente de la SIDE para armar una causa contra la RAM.

En la reunión que mantuvo Patricia Bullrich con los empresarios patagónicos en febrero de 2016 había representantes de distintas corporaciones patagónicas, como la Sociedad Rural de Esquel. Por entonces, el titular de esta patronal era Hernán Alonso, actual ministro de Producción de Chubut.

Alonso fue mencionado como una de las personas que “presionaba” para que se acusara a los integrantes de esa comunidad. Esto ocurrió en el marco de la causa penal en la que se investiga el espionaje ilegal sobre los mapuches.

En ese expediente, la Cámara de Casación Penal confirmó el procesamiento del ex agente de la SIDE Dante Giménez, encargado de reunir la información sobre la comunidad mapuche junto a otro espía no identificado aún. También están procesados dos comisarios de la Policía de Chubut, Claudio Rodríguez y Adrián Muñoz, y están bajo investigación los fiscales Fernando Rivarola y María Bottini. Fue el abogado de Bottini -Julián Schettini- quien dio a entender durante una audiencia desarrollada el 22 de febrero de este año que Alonso presionaba para vincular a los mapuches y la RAM.

El agente de la ex SIDE mantuvo una reunión con los fiscales Rivarola y Bottini, en mayo de 2015, donde les pasó toda la información que había acumulado de manera ilegal. Ese encuentro está filmado. Cuando termina la reunión, Bottini toma el teléfono de la fiscalía y llama a un número interno: “Escuchame Mari, ¿no me avisas si llega a venir Alonso de la Sociedad Rural que estoy acá con Rivarola? Decile que suba al tercero”.

El ex titular de la AFI, Oscar Parrilli, aportó al expediente que no existía ninguna orden para investigar a la Pu Lof. ¿Para quién trabajaba, entonces, ese agente de trato habitual con los policías de Chubut?

Durante el juicio contra la Pu Lof en Resistencia Cushamen –donde todos los acusados fueron absueltos– varios policías, como por ejemplo el comisario José Luis Santillán y Osvaldo Veloso, reconocieron que el ex agente de la SIDE iba a sus domicilios para llevarles información. De hecho, Santillán lo conocía bien a Dante Giménez ya que habían realizado “otros trabajos” en Trelew.

Por ende, había un ex agente de la SIDE que parecía trabajar para policías de Chubut; esos agentes trabajaban presionados por “La Compañía”, cuyo principal lobista era Hernán Alonso. ¿De ese espionaje ilegal habrán hablado Bullrich y los empresarios patagónicos en febrero de 2016?

Fuente: Pagina12