El primer juez del caso Maldonado quedó cerca de un ascenso
Se trata de Guido Otranto. El Consejo de la Magistratura aprobó la terna en la que figura primero para ir a un tribunal oral.
El juez federal de Esquel, Guido Otranto, el primero en investigar la desaparición de Santiago Maldonado, quedó cerca de lograr un ascenso y pasar a ser magistrado de un tribunal oral. La decisión la deberá tomar el gobierno de Mauricio Macri y el Senado de la nación. El Consejo de la Magistratura aprobó ayer la terna de candidatos a ocupar una vacante en el Tribunal Oral Federal de General Roca, en la provincia de Río Negro. El primero de la terna fue Otranto, cuyo nombre fue avalado por los macristas, radicales, peronistas, jueces y abogados del Consejo. Otranto es juez federal de Esquel desde fines de 2013 -pasó por el mismo proceso que atraviesa ahora para ir al Tribunal Oral- y en agosto del año pasado quedó a cargo de la desaparición de Maldonado hasta que un mes y medio después fue apartado de la causa. Maldonado, de 28 años, desapareció el 1 de agosto del año pasado durante un desalojo de Gendarmería Nacional a un corte de la ruta nacional 40 en la comunidad mapuche “Pu Lof en Resistencia Cushamen”. Durante el mes y medio que Otranto tuvo la investigación fue criticado por funcionarios del gobierno nacional, organismos de derechos humanos y la familia de Maldonado. Desde el Poder Ejecutivo le reprocharon al magistrado no haber ingresado con celeridad al territorio sagrado mapuche donde Maldonado fue visto por última vez y Sergio Maldonado, hermano de Santiago, lo acusó de no investigar y encubrir a Gendarmería Nacional. “La hipótesis más razonable es que Maldonado se ahogó”, dijo Otranto en un reportaje a mediados de septiembre. Por esa declaración, cinco días después la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia lo aportó del caso. El tribunal sostuvo que existe un “temor de parcialidad” por parte de la familia de Maldonado. Otranto fue reemplazado por Gustavo Lleral, juez federal de Rawson. El cuerpo de Maldonado apareció 80 días después en el río Chubut dentro de la comunidad, el lugar hasta donde llegó la Gendarmería y que ya había sido rastrillado sin que se haya encontrado al joven. La autopsia -por unanimidad de todos los médicos- concluyó que Maldonado murió ahogado y que estuvo lo 80 días bajo el agua. Mientras se investigaba el caso, el Consejo de la Magistratura -el órgano encargado de la selección y acusación de los jueces nacionales y federales- continuaba con el concurso público 327 para cubrir la vacante en el TOF de General Roca. Ayer lo dio por terminado. El Consejo aprobó la terna de candidatos que envió al Poder Ejecutivo. El primero lugar fue para Otranto, el segundo para Jorge García Davini, ex juez federal subrogante de General Roca y actual secretario del juez federal Sebastián Casanello, y el tercero para Simón Pedro Bracco, secretario del Tribunal Oral Federal 2 de la Capital Federal. Los tres candidatos estuvieron ayer en el plenario del Consejo antes de la aprobación de la terna. Les consultaron si tenían algún antecedente nuevo que informar. Los tres respondieron que no y los consejeros no tuvieron preguntas para hacerles. Fue una audiencia de dos minutos. La terna fue aprobada por unanimidad de los 13 consejeros: los abogados Miguel Piedecasas y Adriana Donato; los jueces Gabriela Vázquez, Luis María Cabral y Leónidas Moldes; los senadores Angel Rozas (UCR), Rodolfo Urtubey (PJ) y Mario Pais (PJ); los diputados Pablo Tonelli (PRO), Mario Negri (UCR) y Rodolfo Tailhade (FpV), el representante del Poder Ejecutivo, Juan Mahiques, y el de los académicos, Jorge Candis. Ahora el tema pasó al gobierno de Macri que tendrá que elegir a uno de los tres candidatos. Previamente se abre una instancia en la que la ciudadanía puede presentar apoyos o críticas. Luego, el gobierno le hace al Senado la propuesta de nombramiento del postulante elegido para su aprobación definitiva. Otranto también está siendo investigado por el Consejo. Tiene dos denuncias por presunto mal desempeño porque declaró nulo el juicio de extradición a Chile del líder mapuche Facundo Jones Huala. Ese caso pasó al juez federal subrogante de Bariloche, Gustavo Villanueva, que el lunes decretó la extradición de Huala.