Emotiva velada en homenaje al General Martín Miguel de Güemes
El 17 de junio se conmemora el aniversario del fallecimiento del Gral. Martín Miguel de Güemes, la figura gauchesca más brillante de la historia argentina, quien durante las guerras por la independencia, al frente de partidas gauchas contuvo a las fuerzas realistas que intentaban irrumpir en el país por la frontera Norte.
En conmemoración de este héroe de la independencia de nuestro país, en la ciudad de Salta se realiza todos los años la llamada “Velada de las Estrellas”, en la que miles de salteños honran a Martín Miguel de Güemes esperando un aniversario más de su paso a la inmortalidad.
En Esquel, a casi 3 mil kilómetros de la ciudad de Salta, un grupo de residentes salteños, autoridades del Escuadrón 36 de Gendarmería Nacional y vecinos invitados para la ocasión, rindieron homenaje a la figura del Gral. Güemes con una velada realizada en el Casino del mencionado Escuadrón.
Allí se brindaron discursos en los que se recordó al héroe gaucho, luego de lo cual se presentaron diversos números artísticos folklóricos con música y baile. Además los presentes pudieron degustar de las tradicionales empañadas salteñas y vino caliente.
El recuerdo de Güemes
En su discurso, el Jefe del Escuadrón 36 de Gendarmería, Comandante Marcelo Fabián Porra Melconián, destacó que “la gloria alcanzada por el Gral. Martín Miguel de Güemes, no es sino la consecuencia de una vida consagrada al ideal de alcanzar una patria unida”.
Luego hizo un recorrido por la historia del héroe gaucho recordando que en 1810, al producirse la Revolución de Mayo, se incorporó al movimiento patriota y “al frente de una partida de sesenta hombres se hizo cargo de la defensa avanzada de la Quebrada de Humahuaca”.
“En 1814 se incorporó al cuerpo auxiliador que al mando de San Martín fue a reforzar el ejército del Norte, después de las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma”, señaló y remarcó que “al hacerse cargo San Martín de la jefatura suprema del Ejército confió a Güemes la organización y conducción de las partidas gauchas encargadas de hostilizar y contener a las fuerzas realistas”.
“A partir de ese momento, Güemes y sus gauchos se convirtieron en la barrera infranqueable que impidió a los españoles completar su irrupción por la frontera Norte”, continuó.
“Güemes herido por los realistas, en una emboscada en la noche del 7 de junio de 1821, salió de la ciudad de Salta y se reunió como pudo con algunos de sus oficiales. Durante 10 días, acosado por dolores físicos, continuó dando órdenes desde un catre”, recordó el jefe del Escuadrón 36.
También remarcó que, durante esos días, dos comisiones enviadas por los españoles, le ofrecieron atención médica, títulos y honores si abandonaba la lucha. “Mientras estaba en pie no había cedido a los ofrecimientos con que intentaron comprarlo, tampoco entonces, en el umbral de la muerte cedió”, remarcó.
“El 17 de junio, a los 36 años, después de 10 días de agonía, entregó su cuerpo a la tierra madre, el héroe murió rodeado de sus gauchos y sus más fieles soldados”, concluyendo de esta manera su semblanza del Gral. Güemes, el Comandante Porra Melconián.