En la lupa por el incendio de un puesto de la comunidad mapuche
Hoy se debía realizar un peritaje por la feroz represión de Infantería a la comunidad en el mes de enero.
El miércoles a las 21, según denunció la comunidad mapuche de Pu Lof Cushamen, una camioneta tiroteó la entrada al lugar y prendió fuego el puesto de ingreso. Dicho puesto es una casilla, recordada porque es donde fue fotografiado por última vez a Santiago Maldonado. Integrantes de la comunidad apuntan a las fuerzas policiales de Chubut y empleados de Benetton. Pero el puesto, además de pericias para determinar la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado en medio de la cacería de Gendarmería, debía ser peritado hoy por una represión de los días 10 y 11 de enero de 2017. El 10, oficiales de la Brigada de Investigaciones de la Policía de Chubut desalojaron un corte de vías que se hacía dentro del terreno de la comunidad Pu Lof. Hubo algunas detenciones. El 11, el operativo represivo fue denunciado como una de los más violentos sufrido por la comunidad hasta entonces. Infantería detuvo a varios mapuches e hirieron con balas de goma tiradas a muy corta distancia a otros. Producto de ese operativo había estado detenido varios días Ariel Garzi, amigo de Santiago Maldonado. Por esa causa hay un policía imputado por homicidio agravado en grado de tentativa y abuso de autoridad por las graves heridas cometidas contra dos miembros de la comunidad, quienes sufrieron fracturas de mandíbula y de cráneo. Hoy debía realizarse una reconstrucción de esos hechos. La quema de la casilla de seguridad fue el hecho final de una serie de hostigamientos que venían denunciando de parte de la policía y la empresa Benetton. En estos días, la comunidad está por hacer una presentación en la audiencia por el juicio impulsado contra ellos por Benetton donde probará, con mapas y testimonios, que esos territorios no corresponden a Benetton sino que estaban fuera del alambrado y la empresa italiana dueña de miles de hectáreas de la Patagonia argentina los usurpó.