Escándalo por una exjueza que habría cobrado $ 110 mil
Hay un escándalo a punto de estallar en el ámbito municipal y más aún en el Concejo Deliberante de Esquel, involucrando al Juzgado de Faltas.
Es que algunos concejales estarían analizando normas vigentes para saber por qué Viviana Itze, exjueza de Faltas y actual secretaria subrogante en la misma repartición municipal, sin una ordenanza respaldatoria, habría percibido desde 2013 hasta la actualidad, alrededor de 110.000 pesos en concepto de “bloqueo de título”, cuando la ordenanza 245/12 había eliminado tal ítem. En 2011 el Concejo sancionó la ordenanza 166/11, que modificó el artículo 10 de la ordenanza 65/98, que estipulaba el sueldo del Juzgado de Faltas Municipal. Lo que se fijó fue de qué manera se construía la remuneración tanto del juez como del secretario, a partir del 1º de enero de 2012. Se estableció como sueldo básico de estos funcionarios, en un 60 y un 35% respectivamente, del sueldo bruto del intendente, más los ítems antigüedad, aguinaldo, zona desfavorable, asignaciones familiares, y “bloqueo de título”. En 2012 ese bloqueo no se liquidó, ya que la Secretaría de Hacienda consideraba que se conformaba un monto excesivo, con relación a lo que percibía el entonces intendente Rafael Williams. La jueza de Faltas del momento, Itze, y el secretario Guillermo Gil, renunciaron a cobrar el bloqueo. En simultáneo el Concejo sancionó la ordenanza 245/12, que rectificaba la 166/11, eliminando definitivamente el pago del ítem. Molestias Pero lo que les molesta a otros funcionarios municipales y concejales, es que Itze, que cumple las funciones de secretaria subrogante en el Juzgado, estaría cobrando a la fecha el bloqueo, situación que consideran irregular, más cuando se vendría registrando desde el 2013, y habría sumado alrededor de 110.000 pesos. Fuentes del municipio y del cuerpo deliberativo que dejaron trascender esta supuesta irregularidad, señalaron que buscarían aclarar por qué la secretaria subrogante del Juzgado cobró el bloqueo cuando hay una ordenanza que lo desestima, y “si existió complicidad con algún funcionario anterior”. Cabe aguardar las repercusiones del caso.