Espionaje la Fiscalía envió más documentación al Juzgado Federal
Vecinos Autoconvocados: “Exigimos la renuncia de los integrantes del Ministerio Público Fiscal”; mañana viernes habrá una marcha.
SITRAJUCh: “Un hecho que revive los años más oscuros de nuestro país.
En el marco del polémico informe de inteligencia realizado sobre docentes, administradors, asambleístas y dirigentes sociales de nuestra ciudad, los Vecinos Autoconvocados por el “No a la Mina” criticaron con dureza el accionar de la Justicia. “Exigimos la renuncia de los integrantes del Ministerio Público Fiscal”, indicaron.   Decenas de vecinos nucleados en la Asamblea por el “No a la Mina” se acercaron, ayer, hasta el palacio de Tribunales para presentar una nota con imágenes actualizadas de las personas “marcadas”. Un gesto que apunta a repudiar el espionaje encarado por un agente de inteligencia, dependiente de un organismo nacional. En el lugar, leyeron el siguiente documento: “La Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el ‘No a la Mina’ de Esquel manifiesta su postura ante la información que se difundiera en el transcurso de la audiencia judicial del 28 de agosto entre la compañía de tierras propiedad de Benetton y el Lof en Resistencia Departamento Cushamen”. Repudiaron la “existencia del material recopilado por un empleado de un organismo estatal, dependiente de la Nación, que da cuenta del espionaje ilegal a vecinos volcado en fichas con descripciones sobre empleos, filiaciones partidarias y sindicales, modos de participación en el No a la Mina y datos de la vida privada, utilizando categorizaciones discriminatorias”. A través del texto, dejaron en claro que el hecho constituye “un delito federal que atenta contra el Estado democrático y remite a las épocas más oscuras de la historia de nuestro país. Resulta inconcebible que el material fuera archivado desde el mes de mayo por el Ministerio Público Fiscal (MPF) sin que se hubieran tomado los recaudos y acciones legales correspondientes para defender los derechos civiles y humanos de los ciudadanos”. “También se repudia el accionar del MPF y de los funcionarios judiciales que pretendieron encuadrar la recuperación territorial dentro de la nefasta Ley Antiterrorista y generar un desalojo forzado contra el Lof en Resistencia Cushamen. Observamos que el Poder Judicial evita las investigaciones o archiva todas las graves denuncias que los vecinos venimos presentando hace años. Por el contrario habilitan con gran celeridad las investigaciones o acciones contra quienes luchan legítimamente por defender su territorio”, agregaron. Aseguraron que “los responsables de estos delitos deben ser identificados, procesados y condenados con todo el peso de la ley, si es que la Justicia todavía existe en nuestro país”. Por todo esto “exigimos la renuncia de los integrantes del MPF; que se investigue quiénes fueron los responsables del delito de espionaje ilegal a vecinos de Esquel y que caiga sobre ellos todo el peso de la ley. También exigimos que todos los proyectos mineros sean retirados inmediata y definitivamente del territorio del Chubut”, acotaron. Para finalizar, informaron que se declaran en “estado de alerta y movilización permanente”, invitando a su vez a la marcha de mañana viernes, desde las 18 horas en la Plaza General San Martín. La consigna será “en defensa del territorio y de los bienes comunes: la lucha es una sola”. Se confirma una sospecha Marilú D´Orazio dejó en claro que los Vecinos Autoconvocados por el “No a la Mina” “realmente no tenemos miedo” y sostuvo que el “fichaje” de personas era algo que sospechaban desde el 2002. “Siempre nos filmaban, nos seguían. No teníamos la confirmación, pero ahora sí”, lanzó. No obstante, aseguró que el espionaje es “muy grave”, agregando que se encasilla como “delito federal”. Avisó también que con el correr de los días irán desplegando distintas medidas legales para llegar al fondo de la cuestión e identificar a todos los responsables. Y muy crítica, añadió: “De esta Justicia no esperamos nada”. La Prelatura también expresó su repudio La divulgación de archivos de inteligencia contra vecinos de Esquel, dados a conocer por la Defensa Pública en el marco de la investigación judicial que se lleva adelante por la toma de tierras en la zona de Leleque, generó el repudio generalizado de toda la sociedad local, provincial y hasta tomó repercusión a nivel nacional. En este contexto, la Iglesia Católica local, a través del Obispado y la Pastoral Social de la Prelatura Esquel, emitió un comunicado repudiando el hecho, solidarizándose con los vecinos “espiados” y pidiendo una profunda investigación para que se aclare este incidente. En diálogo con El Oeste, Monseñor José Slaby, Obispo Prelado de Esquel, expresó que este hecho es de “suma gravedad” argumentando que en ningún sistema democrático hay lugar para este tipo de espionajes. En este sentido indicó que, desde el Obispado y la Pastoral Social de la Prelatura Esquel, decidieron expresar su apoyo a las personas que fueron espiadas y manifestar su posición frente a este hecho grave “porque no solo se dañó la privacidad de las personas sino que también, en cierta forma, se pisoteó a la Constitución”. Además comentó que, por su propia experiencia, sabe cómo se siente alguien cuando es espiado por otra persona. “Yo viví en mi infancia en un sistema totalitario, pero acá estamos viviendo en un sistema democrático, republicano”, remarcó el Obispo. Por otra parte, Monseñor Slaby, en nombre del Obispado expresó su solidaridad para todas las víctimas involucradas en este acto de espionaje y pidió que se investigue a los autores materiales e intelectuales del hecho. “No pude ser que esto quede en el olvido como tantas otras cosas”, enfatizó. “El daño que se produjo a la sociedad en general y a la constitución, se subsana presentando toda la verdad y condenando a las personas que hicieron este trabajo o lo mandaron a hacer, para que no vuelvan a ocurrir hechos similares”, concluyó el Obispo Prelado de Esquel. El comunicado “Ante los graves hechos de público conocimiento referidos a la aparición de fichas que contienen información sobre vecinos de nuestra ciudad, el Obispado y la Pastoral Social de la Prelatura de Esquel, sentimos la necesidad de rechazar y repudiar con firmeza el atropello a la privacidad, y expresar nuestro más sincero acompañamiento y solidaridad a los afectados. Este tipo de prácticas son anticonstitucionales ya que violan los derechos ciudadanos a pensar, expresarnos y participar libremente, favorecen las desigualdades, generan un estado de miedo e inseguridad y atentan contra las libertades individuales y la construcción de una forma de vida democrática sólida. Sería gravísimo que detrás de este procedimiento de espionaje ilegal estuvieran involucradas instituciones del Estado. Por eso instamos a que se implementen a la brevedad los mecanismos institucionales que permitan el esclarecimiento de estos hechos. El proyecto de nuestro Dios para cada uno es la vida plena. Esto nos compromete a no acostumbrarnos a lo que atente contra esa plenitud y a reaccionar de manera ciudadana fortaleciendo la vida”. El texto es firmado por el Obispo de la Prelatura Esquel, Monseñor José Slaby y el Padre Enrique Romani, Párroco de la Catedral Sagrado Corazón de Jesús, en representación del Obispado y la Pastoral Social de la Prelatura Esquel. SITRAJUCH ESQUEL: “Un hecho que revive los años más oscuros de nuestro país” La Delegación local del Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut (SITRAJUCH), se sumó a la ola de repudios por la aparición de listas con nombres de administradors y vecinos de Esquel y la Zona que habrían sido investigados por organismos que dependerían del Estado. A través de un comunicado, los trabajadores judiciales expresaron su “repudio y preocupación” ante lo que consideran un hecho que “revive los años más oscuros vividos durante la dictadura militar”. En diálogo con El Oeste, Cristian Brugo Amaturi, Secretario General Zonal del SITRAJUCH, consideró que en la sociedad esquelense existe un repudio general respecto a esta lista de vecinos espiados que salió a la luz en los últimos días. “Como Secretario General del SITRAJUCH Esquel, junto con el resto de los compañeros, repudiamos totalmente este tipo de circunstancias que se vivieron ahora y que de alguna manera retrotraen lo que se vivió en los años más oscuros de nuestro país”, expresó. También señaló que, de alguna manera, desde el gremio judicial quisieron expresar su repudio a esta situación. “Nos alzamos contra estas circunstancias y repudiamos estos actos antidemocráticos que ponen en peligro los derechos humanos y principios consagrados en la Constitución”, agregó al respecto. Además pidió que la Justicia investigue y encuentre al responsable de llevar adelante este acto de espionaje. “Queremos que se esclarezca la aparición de esta lista, que den las explicaciones correspondientes y de alguna manera tratar de evitar que sigan sucediendo estas cuestiones, sobre todo en la época en que estamos, viviendo en democracia”, concluyó. El texto del comunicado: “SITRAJUCH Esquel manifiesta su absoluto repudio y preocupación por la aparición de listas con nombres de administradors y vecinos de Esquel y la Zona que serían investigados por organismos que dependerían del Estado. Dicha situación genera un gran malestar no solo en los habitantes de nuestra ciudad sino en los ciudadanos de nuestro país ya que este hecho revive los años más oscuros vividos durante la dictadura militar. Estos actos violan claramente los principios constitucionales consagrados en nuestro ordenamiento jurídico. Es por eso que este gremio se levanta en contra de cualquier acto que afecte la democracia y dañe los derechos humanos”. Fiscalía envió más documentación al Federal En el marco de la denuncia presentada el pasado lunes por la Fiscalía en el Juzgado Federal de Esquel, los fiscales remitieron ayer mas documentación para colaborar con la investigación en marcha. Ayer se presentaron vecinos en instalaciones del Ministerio Fiscal, con la finalidad de realizar una presentación. Los vecinos expresaron que solo querían dejar el escrito y rechazaron la propuesta de ser recibidos por los fiscales. Desde la Fiscalía se les informó que los fiscales están dispuestos a recibir a todas las personas afectadas para responder sus preguntas y manifestarles cuales son las acciones que se activaron desde la institución a partir de que tomó conocimiento del presunto espionaje ilegal. Por otra parte se solicitó a la Oficina Judicial, copia de la carpeta para remitirla con todas las constancias del legajo a la Procuración General, tal como fuera solicitado.