Esquel: presos se negaron de nuevo a cenar, pero comieron el postre
A cuatro días de la primera rebelión antigastronómica, nuevamente los presos de Esquel se negaron a comer.
No obstante ello y luego de la presencia del juez José Colabelli, los detenidos sí degustaron el postre que la Policía les envió a sus respectivos calabozos, esta vez de la comisaría distrito Primera de esa localidad cordillerana chubutense.El flamante episodio se produjo alrededor de las 21.45 del último martes, cuando los detenidos judiciales se negaron a cenar, manifestando que la comida se encontraba en mal estado. A raíz del incidente, tomo intervención la Oficina Judicial a través de la doctora Lucinda Santana; incluso el juez José Colabelli, se hizo presente en la mencionada sede policial cerca de las 23, donde dialogó con los internos y comprobó que la comida se encontraba en perfecto estado. Posteriormente se les hizo entrega de los postres, los cuales sí fueron comidos.