Esquel recibirá 23 millones de pesos menos
Baja de ingresos este año.
Se hizo la primera reunión paritaria municipal del año en Esquel, para determinar la pauta salarial del primer semestre. Según el secretario de Hacienda, Fabián Tetamantti, que habló con FM Tiempo Esquel, la mejora salarial ofrecida para la primera parte del año es del 12%, por la reducción en los ingresos de recursos en concepto de regalías petroleras y coparticipación de impuestos. Advirtió que cambió totalmente la proyección que se tenía desde lo presupuestario, y los ingresos no son los esperados. Además de esa suba, la Municipalidad propuso una suba de asignaciones familiares en función de los montos que estableció Nación; se abonará un incentivo a los empleados del área de Rentas para mejorar la recaudación y pasarán a planta 20 contratados. “Esto es para el primer semestre”, aclaró. El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel pide el 30% de suba en los haberes. Tetamantti indicó que no se puede cotejar ese porcentaje con la oferta municipal ya que se discute la pauta para el primer semestre y la solicitud del gremio es anual. “No sabemos qué va a pasar en el segundo semestre porque tenemos proyecciones que a veces no se cumplen”. En cuanto a las finanzas municipales el funcionario reconoció que la tendencia es bastante negativa para el año en regalías petroleras y coparticipación federal. Por el primer ítem estimó una disminución de ingresos al presupuesto municipal del 40%, y en coparticipación del 21%: un total de 23 millones de pesos anuales menos. Explicó que son proyecciones porque se depende de variables macro-económicas cuya evolución no se puede prever. Esto les dijo a gremios, siempre con apertura a atender cualquier duda e inquietud que surja. “Siempre ponemos los números y la ejecución presupuestaria sobre la mesa para demostrar la evolución de los recursos”, recalcó. Aclaró que los gremios entienden el panorama y que las proyecciones muestran una situación complicada. Tetamantti adelantó que deberán reprogramar gastos, y que compensarán la baja de recursos con una sobreejecución de los impuestos y tasas propios, que vienen con buen nivel de recaudación. El martes el intendente Rafael Williams encabezó una reunión de Gabinete para discutir la situación financiera. Les explicó a los funcionarios la oferta salarial a los trabajadores. Por su parte, el secretario general del SOEME, Antonio Osorio, dijo que el panorama que brindó el Ejecutivo no fue para nada alentador. El gremio espera que esta situación el viernes se revierta. Advirtió que el empleado municipal no tiene por qué sufrir los imprevistos de la economía y aseguró que la idea es resolver todo con diálogo, aunque “no puede pedirle más sacrificio al empleado tal como sucede en estos últimos años”, explicó. Si bien se tiraron números arriba de la mesa, Osorio prefirió decírselos a los empleados en la asamblea y no por los medios. Mañana, en otra reunión, llevará el mandato de los afiliados. “Queremos que esta negociación se realice sobre los básicos y no pretendemos otra salida porque son parches que no resultan; el escalafón del municipal está demasiado achatado”. La idea es incrementar las asignaciones familiares y la ayuda escolar se pagaría con esta actualización, al igual que otros ítem que hace un tiempo se conversan. Anunció que el municipio, teniendo en cuenta las elecciones, barajó una negociación anual para no volver a sentarse a conversar en septiembre. “No sabemos qué puede ocurrir de acá a unos meses y eso es muy riesgoso, preferimos dejar un tramo para la segunda paritaria y realizar de ser necesario algún ajuste”.