Estamos pagando los platos rotos por desaciertos de otros momentos
El intendente Sergio Ongarato dejó en claro que el municipio no está en condiciones de superar la oferta del 5 % retroactivo a diciembre para el personal. “Vamos a mantener la postura”, avisó y señaló que no pondrá en riesgo las finanzas públicas.
Sostuvo además que su gestión está “pagando los platos rotos por desaciertos” ajenos.
Mientras en asamblea los empleados decidían llevar adelante medidas de fuerza, el jefe comunal advirtió que “no podemos ofrecer más” y alertó que las cuentas de la Administración Pública Local están caminando sobre la cornisa, por tanto representa todo un “riesgo” autorizar un incremento mayor al estipulado.
Ongarato explicó que en el mes de marzo próximo habrá una nueva negociación paritaria con las autoridades del SOEME, ya con un escenario económico un poco más claro. Y recordó que la propuesta actual del Ejecutivo responde a un planteo previo realizado por la dirigencia sindical ni bien asumió la Intendencia.
Precisó asimismo que en la Secretaría de Hacienda se evaluó el impacto del 5 % y “vimos que era posible” otorgarlo, indicando que “hoy están pidiendo más”. Al mismo tiempo, admitió que los salarios de los trabajadores “no son buenos”, esto sumado a la constante suba de precios registrada a lo largo de los últimos meses.
Sin embargo, reiteró que bajo ningún punto de vista aprobará un retoque en los salarios si no está seguro de poder cumplir a futuro. “En la provincia hay municipios que estuvieron incendiados, con muchos meses de huelga y donde los empleados estaban con una gran incertidumbre. Nosotros no vamos a cometer irresponsabilidades de ese tipo”, manifestó.
Situación compleja
El mandatario esquelense insistió que su intención es manejarse con cautela y “sobre lo seguro”, agregando que el escenario económico es “complejo a todo nivel”. Dijo que al municipio ingresan fondos de Provincia, que también está en una situación delicada, y “por tanto en estos meses de verano hay que ser prudentes para pasar el tiempo”.
Errores ajenos
Teniendo en cuenta que habrá medidas de fuerza por dos días, el intendente contó que algunos funcionarios estudiaron posibles alternativas para garantizar los servicios esenciales a la comunidad. Un tanto enojado aseveró que “estamos pagando los platos rotos por desaciertos de otros momentos. Por cuestiones políticas se han firmado aumentos salariales bajos cuando correspondía otra cosa”.
Si bien repitió que no superará la oferta del 5 %, afirmó que tampoco cerrará el canal de diálogo con los representantes del SOEME. “Desde Hacienda me dicen que estamos garantizando el pago de los sueldos en tiempo y forma. Dentro de la provincia hay municipios que dieron incrementos extraordinarios y después sufrieron paros durante varios meses. Eso es lo que pretendemos evitar”, acotó.
¿ROWLANDS A LA TERMINAL?
“Hubo un malentendido”
El intendente municipal Sergio Ongarato aclaró que aún no definió el reemplazante de Miguel Sein al frente de la Gerencia en la Terminal de Ómnibus de Esquel y aprovechó para desmentir la versión que ubica a Andrea Rowlands en el cargo. “Acá hubo un malentendido”, expresó.
Advirtió que algún integrante del Gabinete se apresuró y quiso dar una primicia sin su autorización. “La realidad es que no hablé con Andrea Rowlands”, reconoció, al tiempo que enfatizó: “A los funcionarios los pongo yo. Esta cuestión me parece de una desprolijidad muy grande, no sé cómo salió”.
Molesto con la situación, avisó que los anuncios saldrán pura y exclusivamente “de mi persona o de la parte de Prensa y Comunicación. Un secretario debe informar, decir cómo se está trabajando”. Aseguró que esta clase de cortocircuitos deben arreglarse puertas adentro.
“Lo que exijo a mi equipo de gobierno es tirar todos para el mismo lado. Cada uno puede tener alguna aspiración personal, es legítimo, pero esto siempre y cuando no se pierda de vista el norte que tenemos como gestión municipal y el estilo que queremos dar”, concluyó.
ANTONIO OSORIO – SOEME
“Jueves y viernes con retención de servicios”
El sindicato de los trabajadores municipales continúa en asamblea permanente y decidió la medida de fuerza.
Sobre el mediodía de ayer, a poco de culminar la reunión del Intendente Arq. Sergio Ongarato con el Secretario General del SOEME (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel) quien estuvo acompañado por otros integrantes del sindicato, el mismo Antonio Osorio, nos confirmó: “Si bien fue un encuentro respetuoso, lo cierto es que no se mejoró la oferta para responder a nuestro pedido de que los agentes municipales puedan percibir una suma remunerativa y móvil de $ 2.500 a todos por igual para poder afrontar la difícil situación a lo que nos llevó un proceso inflacionario que se dio en noviembre y diciembre”.
Agregó: “El Ejecutivo se mantuvo en ofertar un incremento hasta marzo del 5 % y la posibilidad de incrementarlo luego a un 10%, lo que no nos cierra bajo ningún punto de vista porque representaría una mejora de sólo 300 pesos por agente”.
Osorio, aclaró que el “marco de diálogo” sigue estando pero fue reiterativo en afirmar que la propuesto “fue insuficiente porque en el contexto que estamos viviendo hemos perdido mucho poder adquisitivo al notar un incremento de los precios de un 40 %, lo que hace a una situación muy complicada sobre todo para los contratados y los empleados ingresantes por lo que seguimos teniendo esperanzas en avanzar en otra propuesta razonable”.
Medida de fuerza resuelta
Finalmente, Osorio, nos confirmó que tal el mandato de la asamblea, a partir de hoy comenzará la medida de fuerza que será retención de servicios para hoy y mañana, mientras el gremio se mantiene en asamblea permanente. Decisión que fue notificada a la Secretaría de Trabajo como al mismo Ejecutivo Municipal.
La CGT avala y acompaña la determinación del SOEME
El SOEME y ZO (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste), acordó ayer en asamblea con los trabajadores que desde las 7 horas de mañana se llevará a cabo una retención de servicios por tiempo indeterminado.
En un anuncio en las redes sociales señalan: “los Empleados Municipales Esquel, en Conducción de Secretario General Antonio Osorio, en una decisión unánime se determinó llevar a cabo una retención de servicios por tiempo indefinido”
Sostienen además: “Queremos pedir disculpas a todos los vecinos por generar este malestar…pero $300 de aumento es una tomada de pelo, sepan entender y mil disculpas”.
La CGT avala y acompaña la determinación asumida por los trabajadores municipales, solo el firme accionar de la unidad de los trabajadores permitirá la obtención de un salario digno.