Exonerado por desear un tiro en la nuca para Carlotto
El médico forense Daniel Roo se desempeñaba en los tribunales de Esquel.
Mediante una resolución del Superior Tribunal de Justicia de la provincia del Chubut quedó separado de su cargo el médico forense Daniel Roo, quien tiempo atrás alcanzó notoriedad a través de las redes sociales al expresar que “deseaba la muerte, tanto a Estela de Carlotto como a Hebe de Bonafini, de un tiro en la nuca”. El funcionario ahora exonerado se desempeñaba en la jurisdicción judicial del noroeste del Chubut, con sede en los tribunales de Esquel y fueron sus propios compañeros de trabajo quienes lo denunciaron penalmente por “apología del crimen” ante las autoridades del Poder Judicial y el gremio Sitrajuch. En consecuencia, fue procesado hace unos meses por la Justicia Federal y se le trabó un embargo por 5 mil pesos. Su opinión coincidió incluso con la fecha de recuperación del nieto 115, Ignacio Montoya Carlotto, precisamente el nieto de la fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo. Este viernes, la dirigente del Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut (Sitrajuch), Cecilia Bagnatto, valoró que “por suerte el Superior Tribunal de Justicia se hizo eco de todo lo que captó la sociedad, ya que el Concejo Deliberante de Esquel tuvo sus manifestaciones y el juez federal consideró que había un delito”. “Supongo que esta cesantía será apelada por Roo, pero ya estamos conformes y creemos que se ha hecho justicia. Esto es parte de la coherencia y la constancia que el Sitrajuch ha tenido no solo en este caso, sino en todos los hechos en que creemos que hay que tomar medidas o recaudos y hacerse cargo y tener un compromiso social concreto”, opinó ante Radio 3.